Publicado en Polaca a la mexicana.

Recuerdos valorados tras una idealización


Recuerdos apreciados tras una idealización, qué rápido pasa el post número 4.

Etiquetas de Technorati:

“Se prohíbe hablar sobre Iglesia, Política y Richard Wagner”

Cartel afuera de cualquier taberna en la época del compositor de la cabalgata de las Walkyrias

      Cuando uno idealiza a una persona, se cree que es lo mejor del mundo, aquella muchacha(o) que la ves y pareciera que flotara por las nubes, que sus delicados pies no tocaran el suelo, aquel suelo impropio para tan delicadas plantas sonrosadas de sus delicadas extremidades bípedas, obviando cualquier defectito, nada tiene cabida en tu mente más que las virtudes enaltecidas por uno mismo… es hasta cuando se convierte en tu novia(o), o llegas a conocerla de mejor forma como amiga o conocida, que es cuando te das cuenta ¡OH SORPRESA! que no es la persona que tenías en mente, que sus “delicadas plantas de los pies tienen muchos callos y champiñones más grandes que los de Súper Mario Bros”, y que es una persona superficial y acabas por darte cuenta que es mejor no idealizar a algo o a alguien solo por cómo luce o llega a decir, sino conocer los 2 lados de la moneda.

      Hace muchos años, en Tabasco, tierras de bellas mujeres y exuberantes paisajes (¿o era al revés?), bueno, exuberantes mujeres y bellos paisajes; había un político que por su cercanía con los más pobres, era considerado un hombre de grandes virtudes, un hombre a quien seguir, un hombre que era digno sucesor de Robín Hood, un luchador social por las causas de los que menos tienen, sin embargo cómo vivo cerca de estas tierras, ya sabía de él, de aquel político que desistió del PRI para irse a aquel incipiente y prometedor partido de izquierda, el PRD, sin embargo en su tierra natal es donde dio inicio esta historia, poco antes de aquel famoso bloqueo a los pozos petroleros en protesta por…por que sí.

      Aun era un imberbe muchachito en aquellos tiempos de 1996, donde me tocó viajar aquellas tierras tabasqueñas a acompañar a un pariente, a aquel pueblo, como todos, denotaba un encanto al amanecer, el oír a las gallinas y el canto del gallo, oler aire fresco llenar mis pulmones, una mezcla entre flores y hierba recién cortada, ver carteles por todas las poblaciones hasta llegar a la gran ciudad que es Villahermosa donde las letras “Obrador es el ganador” y demás propagandas políticas, aparecían por doquier, ver a mucha gente que realmente se veía necesitada, tener un rayo de esperanza reflejado en sus ojos cansados, a lo lejos escuchar el discurso de un tabasqueño, se medio entendía su peculiar acento a lo lejos, era AMLO, para ese entonces todo un líder local, connotado ex priísta, sin embargo lo que me llamó la atención fue precisamente donde mi pariente se acercó más a donde con megáfono en mano, se entablaba la histórica toma de los pozos petroleros en pro, de un complot cometido en su contra por Roberto “La Gacela” Madrazo”, que haya sido o no haya sido un fraude (considerando cómo es Madrazo, lo más seguro es que esa vez sí tenía razón AMLO), simplemente no pudo comprobar nada y sí que cometió un delito al incendiar pozos petroleros para sus causas personales.

      Sin embargo luego de alejarse de aquella turba de gente que bloqueó y luego quemó pozos (un delito federal) aduciendo que así, “el los protegería”; cuenta la historia que fueron a buscarlo a su casa para que siguiera al frente de los campesinos, y su respuesta fue tajante: ¡que se jodan!, para luego volver a sus pasos y quedarse en su casa dejando a su suerte a aquellos por los que según, abogaba.

      El caso de la ambulancia bloqueada en la carretera por sus pantalones, hablaba ya del poder de convencimiento generado en sus correligionarios.

      En efecto, aquel líder de opinión, aquel paladín de la justicia equiparable a Adam West, mucho antes de que fuera conocido a nivel nacional, tuvo esta historia donde ya había complots en su contra (tema recurrente desde aquellos años ya lejanos en el tiempo), donde usaba como carne de cañón a lugareños para luego dejarlos a su suerte, donde sus familiares, encarnado por su hermano José Ramiro y algunos que nunca supe quienes eran, ellos los lambiscones eran los que realmente mandaban; posteriormente en una maniobra sorpresa partió al Distrito Federal a revivir el cuento del complot en su contra, una y otra vez, lo curioso del asunto es que muy posiblemente, la primera vez sí pudo ser verdad, luego le pasó como a Juanito y el lobo, historia más conocida entre los habitantes de aquellas tierras que vigila la sempiterna mujer dormida.

      Con esta historia no pretendo crucificar a este señor que algunas verdades ha dicho sobre cómo se ejerce el Gobierno desde tiempos inmemoriales, bueno, siendo más especifico, unos 80 años en el pasado, lógico, las verdades que le conviene decir, con esta historia lo que pretendo es darles la capacidad de reflexionar para sí mismos, aquellos detractores de López obrador, así como también quienes simpatizan con él, e incluso para quienes le es indiferente; separar el hombre idealizado (Obrador); de lo que representa (sus “propuestas” políticas), el gran problema de este señor es que no tiene propuestas realistas, claro a menos que se pase por alto al Senado de la República para resolver mágicamente todo, eso tiene sentido en una forma distinta de gobierno al Republicano, que es el que tenemos.  Es como criticar la tala de árboles indiscriminada, siendo yo un leñador.

     Ejerzamos este criterio para con TODOS los políticos de TODOS los partidos políticos, aquellos que hacen alianzas, que lo único que hacen es debilitarlos más mientras campa a sus anchas la delincuencia, y ver que en el fondo, lo que motiva a aquellos que quieren a toda costa sobresalir en la política, eso se llama ambición desmedida, que más allá de la idealización en que los tengas, más allá de esos, son seres humanos con multitud de defectos, que ciegos de nosotros, no vemos por creer en su ideología, que quizá solo sea la ideología de otros a quienes representen.

      Recuerden, entre más conozcan los pros y contras de la corriente ideológica política que tengan o no tengan, más capacidad tendrán para ejercer su criterio y darle rumbo (o rumba) a México, al México que heredaran nuestros hijos y nietos.

Posdata: Este post es aburridoooooooo, pero tenía que decirlo.

Anuncios

4 comentarios sobre “Recuerdos valorados tras una idealización

  1. Ya sabes lo que opino de tus textos, así que… Cómo pa qué te lo digo?? Ja, ja.
    No es cierto. Felicidades, mi amigo. Un punto de vista alejado de apasionamientos, nos permite ver mas claras las cosas.
    Un abrazo!!

  2. Gracias por el texto, yo apoyo a AMLO y precisamente hoy me preguntaba eso de los pozos, definitivamente puede que los que lo apoyemos no conozcamos a fondo al personaje, pero definitivamente el panorama no pinta bien con los demás, tal vez si gana y pase algo como tu texto, estoy consciente y asumiré la responsabilidad, pero eso sí por muy locas que sean sus idea y sí mágicas, también estamos concientes que no va a hacer todo en 6 años, buen texto!!! 🙂

    1. Mucho agradezco tus comentarios, de verdad te animo a que votes por quien quieras, estas en tu derecho justo como todos los mexicanos estamos de hacerlo, todo, agradezco infinitamente que te hayas expresado con esas palabras, saludos cordiales.

  3. También se me pasó decir que una experiencia de vida, la valoro más como crítica, que todos aquellos que sólo critican detrás de la computadora… creyendo que son mejores por pensar más que el resto

Deja un comentario o una idea

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s