Publicado en Autos y más..., En la opinión de..., Tecnología

El largo camino hacia la madurez del cliente mexicano


69.-

Hago copia de lo que escribí en el Facebook.

Mucho se habla del primer mundo y del tercer mundo lugar donde me tocó vivir, no solo hay diferencias sociales y económicas respecto al primer mundo, también los hay en cuanto al modo de pensar, pues la cultura y las leyes tienden a ser acatadas por los ciudadanos de aquellos países; no fue fácil, no fue rápido pues la gran mayoría de aquellos países tiene una larga historia, de ahí que la mayoría provengan del viejo continente; Europa.

      Una excepción perteneciente a América representa USA, sin embargo no todo es color de rosa en esos países pues también hay cosas malas, pero hoy no hablaré de Economía, sino del modo de pensar del consumidor de esos países y cómo se refleja en la sociedad, algo así es el despertar de ver más allá de un producto bonito y sí ofrecer valor y calidad por tu dinero, considerando que es una inversión grande.

      En nuestro país México las leyes sobre sacar al mercado vehículos automotores es muy relajada por no decir que es casi inexistente, con que tengan defensas y en ciertas ciudades con que cumplan con las normas anti emisiones con eso basta, eso dio pie a que el consumidor nunca pensara en la seguridad ofrecida por ciertos modelos, pues es muy tentador que te ofrezcan el gadget de moda, el estéreo con mp3, los asientos de piel, el quemacocos, sin embargo se olvidaban o quitaban elementos tales como bolsas de aire o frenos ABS, quizá hablemos de unos 10 años atrás donde el ESP era algo irreal en un modelo común, pero hoy en día con el abaratamiento de estos dispositivos se puede masificar y ofrecer más valor por el dinero.

      Hoy en día para un servidor es primero la seguridad de mi familia y de mi, durante muchos años he sido un entusiasta de los autos, eso quien me conoce lo sabe, pero también veía con cierto recelo que en Europa había y hay ahora un modelo de escalonamiento de equipo muy interesante, pues la lucha es encarnizada allá, en USA es algo diferente pues de entrada los modelos son más baratos por cosas de impuestos y que la gasolina es muy barata, de ahí que en Europa sea más popular el Diesel, un tema que trataré pronto.

      De entrada un modelo relativamente barato ya tiene de serie múltiples bolsas de aire, ABS, control de tracción y en la gran mayoría de los casos el ESP, eso sí, no hay grandes lujos pero si hay seguridad como base, ya en otras versiones si te gusta un elemento como el quemacocos o los asientos de piel, lo pagas, eso  va desde el modelo económico al modelo alto de gama de cualquier fabricante.

      Las armadoras tradicionales afincadas aquí durante mucho tiempo veían y algunas aún ven al consumidor mexicano, a sus potenciales clientes como neófitos sobre materias de seguridad activa y pasiva y sí buscadores de autos confortables y confiables mecánicamente, claro ahorrando costos, pero el ahorro se lo queda el fabricante y no se refleja en el precio final al cliente, y eso en estos tiempos del Internet tan rápidos ya no son válidos, ahora el cliente potencial está más informado, busca más valor por su dinero y se arma de un criterio sólido en base a comparar modelos, ver pros y contras, sabe que no le servirá de mucha ayuda el estéreo con mp3 ni el quemacocos que le ofrecieron a cambio de los frenos ABS y el ESP a la hora de hacer una maniobra de emergencia.

      Hoy estamos ante la oportunidad de exigir el mismo trato que los habitantes del primer mundo, pues el hecho de que sean las condiciones de vida socios económicos y en parte el azar el que aquí nos haya tocado nacer y vivir, no significa que seamos clientes ni habitantes de tercera categoría.

      Por ese hecho me parece muy loable la democratización de estos elementos de seguridad y tecnológicos por parte de Ford, pues obligará a los demás fabricantes (algunos actuaron muy rápido, otros pareciera que tienen oídos sordos) a redefinir su estrategia de tratar al cliente  y empezará el mercado a ser más exigente e informado a la par de que los modelos vendrán con precios competitivos pues la fabricación en serie de estos componentes permitirá ofrecerlos incluso en autos más básicos por concepto pues se abaratarán ¿alguien recuerda lo caros que salieron los primeros reproductores de DVD y lo que cuestan ahora?

      Si este criterio lo aplicamos a muchas áreas de nuestra vida personal y del trabajo y no solo a los autos, todos saldríamos ganando.

 

                               Detente, piensa, infórmate, hazte de un criterio, ponte en acción.

Anuncios

Deja un comentario o una idea

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s