Publicado en En la opinión de...

De fábulas a curiosidades


89

      Cuando era un niño me tocó que me mandaran a limpiar el polvo de unas enciclopedias y yo todo enojado lo hice de mala gana, recuerdo haber tirado varias de ellas, era como 18 libros grandes y pesados, pero uno de ellos decía en el lomo “Cuentos y novelas” y muy a mi pesar me puse a medio leerlos (el coraje aun no se me había pasado) , ese libro grande y pesado fue uno de los primeros que leí sobre un tal Esopo y sus fábulas y metáforas, que yo las tomé más como cuentos, era un niño de 9 años y no le entendía a las metáforas de la vida que contenían; entonces me tocó hojear un librito que por su estado más parecía una pequeña libreta descuidada, roída por el paso del tiempo en uno de sus costados, sin embargo ahí leí este relato al cual decía que le pusiera mucha atención pues no era normal, no hace mucho volví a encontrar el mismo relato y le puse aun más atención:

 

María, amada mía:
Los días pasan sin noticias tuyas y ahora, afligida y consumida, mi alma
llora. Añoro tus labios y tus caricias, ansío tus manos y tus abrazos. Mis
ojos, abatidos, buscan tus cartas mas solo hallan un buzón vacío y mis
oídos, arrullados ahora por las gaviotas, suspiran por tu voz bajo la música romántica imaginada. Por las mañanas alcanzo la playa bajo un sol tímido;
las olas agitadas y la lánguida luz anuncian, con puntualidad rigurosa, un
otoño átono para mí. Amor mío, un otoño frío nos aproximó y si nos
abandonamos a la farsa… otro nos distanciará.
Con todo mi amor….

Enrique Jardiel Poncela

¿Y qué tiene de raro esto? se preguntará usted.

 

 

 image

 

 

 

Pues que es un Lipograma ¿qué? un escrito donde a propósito se quita una letra, en este caso la letra E.

Y así hay relatos y libros enteros que prescinden de una o varias letras a propósito, curiosidades, ¿interesante verdad? considero que quienes lo hacen lo hacen como un reto y también como una manera de expresarse de una manera tal que al final se convierta en algo diferente pero a su vez único y con cierto grado de dificultad, como lo es el escribir, por que aunque ya tengo cierta soltura para escribir, no siempre fue así, escribir es más como cultivar un viñedo, hay que dedicarle tiempo y esfuerzo para que de frutos a medio y largo plazo.

 

En la próxima entrada seguirá el próximo capítulo de El Nuevo Mundo, saludos cordiales.

Anuncios

Deja un comentario o una idea

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s