Publicado en Cuentos y Relatos, En la opinión de..., Ráfagas de Post

Recuerdos inamovibles de una novela terminada (post 110)


110.-

Ojos en blanco Creo que tengo el dudoso honor de tener el único blog de mi ciudad, hasta que alguien me diga lo contrario.

En fin.

Aww que lindo gatit…ejem, hola que tal mi estimado lector, hoy hablaré o desmenuzaré un tema más apegado al género que me gusta, el literario, @_@ pero ya me enfoqué.

Hablaré de las similitudes de mi novela con la de otras personas.

Recuerdos del mañana, escrita por Robert J. Sawyer (1999) esta novela en particular tiene una cierta y extraña similitud con Azul Pacífico mi novela, es lógico que este autor y Dan Brown tengan ciertas referencias al ya mundialmente conocido Colisionador de Hadrones en Suiza, bueno en mi novela aunque es parte de la trama de forma importante el colisionador, es solo un capítulo más de la novela, la trama gira en otras direcciones, concuerda en que hay una tragedia a nivel global, para eso me desenvuelvo en el género de la Ucronia, pero en sí no busco ponerle mayores detalles a la trama que realmente comienza unos años en el futuro.

En el primer capítulo se narra una historia alterna que afectará a los capítulos finales, se da un cameo de uno de los protagonistas siendo aun un niño y también se da el cameo de la transnacional, siendo realmente su presentación inicial.

En lo personal considero mucho mejor autor a Sawyer que a Brown (muchísimo mejor) pues puedo decir que el primero tiene muchas más influencias de ese gran escritor y científico que era conocido como

 

Issac Asimov

De él parte una original forma de ciencia ficción, basada en hechos reales o que perfectamente pueden ser factibles, aderezados con la propia imaginación para crear un Universo alterno, básicamente es mi mismo estilo el anteriormente descrito, un servidor también tomó de referencia la obra de Asimov, fue una labor titánica el armar una novela que tratara de emular a Asimov, más nunca copiarla ni siquiera en circunstancias pequeñas, por la misma razón Sawyer y yo tenemos similitudes circunstanciales (el lugar, el CERN) pero partimos de diferentes lados y terminamos en diferentes finales, usamos conceptos diferentes, pero logramos nuestro cometido, ser originales en el planteamiento final.

Pero si hablaría de Física cuántica ¿debía por fuerza estudiarla? En gran parte sí, para este tipo de novelas con contenidos científicos, hay que estudiar de alguna forma que no se nos haga muy complicado pues científico cuántico no soy, pero si suficientemente entendible y llevar ese entendimiento sencillo pero no simple a las grandes masas a las cuales va dirigido realmente un escrito, este debe ser sencillo y entendible, más nunca incompleto, de inicio, la antimateria existe, pero en cantidades tan pequeñas que dudo que ocurriera una explosión gigante, por eso metí el pretexto de que lo que lo ocasionó fue la implosión de energía salida del meteorito y de ahí parte la trama del segundo capítulo.

También metí influencias mías, la biología marina y el mar, vivo en una isla tropical, algo sobre el mar debía incluir, algo sobre la ecología debía poner, la contaminación es un hecho en nuestra vida, bueno pues, considero es vital para nosotros el estar influenciados por este hecho y nada mejor que el vehículo como lo fue mi novela.

La parte de robots que metí fue pensada desde el inicio, hay conceptos realistas perfectamente integrados en el mundo de ahora, simplemente los evolucioné al máximo, esta tecnología es tan real que el único impedimento es la energía de la cual se alimentan, en cuanto a “inteligencia artificial”, estos cada día van evolucionando a pasos agigantados.

Ahora, la parte real de los personajes, estos debía yo de desarrollarlos naturalmente, por eso la pareja de Miguel y Helena debía sonar natural, real, como cualquier pareja, esa parte es algo más “fácil” pues se describen emociones humanas perfectamente reconocibles y recurrí a mí mismo y mis experiencias… >_>

Una parte importante de lo que escribo es que trato de no inmiscuirme en términos de religión, básicamente no los trato para no caer en polémicas gratuitas, es cierto que nombro en uno de los capítulos una referencia a los “Dioses del Olimpo” es solo una manera de nombrar ciertas épocas donde se les adoraba, los antiguos griegos por así decirlo, pero hay otros tipos de libros y autores que tratan de una mejor forma estos temas, siempre desde el máximo respeto hacia los demás.

Bueno, sigo coqueteando con la biología marina justo como mi protagonista femenina Elena, solo que en mi caso me encontré con un grupo de biólogos que a las afueras de mi ciudad tienen un criadero de cocodrilos y ahí próximamente haré mi primer reportaje para este blog, estén pendientes.

PENDIENTES: Sigo avante con la novela de aventuras de Shura a petición de Marielos y también por una vieja deuda con la imaginación con las radionovelas de Kalimán, yo sigo con mi forma de expresarme, escribir.

Yo sigo aquí, para todos y este es mi post número 110.

 

Anuncios

Deja un comentario o una idea

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s