Publicado en Cuentos y Relatos, Personajes

Sombras del futuro VI


 

135.-

El hombre que se negó a morir

Año 2078- Titan 28

Zona de carga, mi nombre es Tomás y soy el que le ha estado relatando esto desde un inicio, trabajo como obrero en la zona de carga 6B del complejo Titan-28, no me va tan mal, hay comida caliente, tengo una capsula lo suficientemente grande para estirar las piernas y lo más importante, estoy a salvo de los zombis, aunque visto lo visto, son peores los humanos cazadores que pululan fuera de este edificio, hoy es mi día de descanso así que seguiré con mi relato en mi diario personal.

El primer infectado muy bien documentado, Ernest Blake fue sacado del área donde deambulaba, los paramédicos lo llevaron a una zona militar que quedaba cerca, el diagnostico era que padecía hipotermia aguda pero era extraño que pese a todo, pudiera seguir consciente, sus ojos se movían con espasmos violentos para todos lados, su boca se movía pero no salían más que balbuceos, algo quería decirles a aquellos médicos pero nunca dijo nada.

2 horas después de su ingreso, fue declarado muerto, Ernest Blake y su sueño de la inmortalidad habían fenecido…pero esto no era así.

¡Doctor Elizalde venga a ver esto, es increíble! No va a poder creerlo, venga rápido—Una enfermera casi gritaba por el teléfono para que viniera el médico que recibió a Ernest, por la llamada seguro era algo urgente, pero nada era a comparación de lo que sus ojos verían…ahí en la misma cama donde fue declarado muerto Blake unos minutos después, ahí mismo estaba él ergido y con la mirada perdida sin moverse—Espere enfermera, no se acerque, mire el monitor, está conectado a él y no muestra signos de latidos del corazón—

Unos días después hubo una reunión importante con médicos del todo el mundo, ahí en una habitación que fue aislada y reforzada estaba una persona que no respiraba más de 1 vez cada minuto, que su corazón latía tan lento que no podía ser que se moviera por sí mismo, sin embargo ahí estaba dando pequeños pasos, nadie se atrevía a acercarse, una medida por demás prudente, vigilado por cámaras de video las 24 horas ahí Blake declarado muerto 3 días antes estaba.

¡Está usted sugiriendo que lo que vemos es un muerto que sigue vivo!—Las evidencias son innegables Doctor Wagner no puedo decirles nada más que revisando sus propias investigaciones, él fue el propio conejillo de indias de su fórmula de la inmortalidad, así que lo que tenemos es un un hombre que se negó a morir, un hombre inmortal—

—Doctor conozco su trayectoria y le damos las gracias por darnos a conocer este evento tan magnifico, pero lo que nos muestra va más allá de nuestra capacidad como profesionales de la salud, los investigadores que han venido acá no han concordado por qué el sujeto que no respira y no tiene latidos de corazón pueda moverse en esa habitación, sabemos que está muerto, pero no sabemos si tiene reacciones en su cerebro, debemos ir a abrir esa puerta y someterlo—

—Dr. Wagner esa es una posibilidad que hemos estado socavando desde los mismos momentos en que lo vimos levantarse de la cama, pero los trajes presurizados no se encuentran disponibles no hasta que amaine la tormenta y los puedan traer, otra es la posible contaminación de la cual podamos poner en peligro inminente a esta base y yo siendo responsable de la salud de estas 500 personas en la base, no puedo permitir que entren a esa habitación hasta que haya las medias necesarias y desde luego, respira, una vez cada minuto pero lo hace, se ve su diafragma contraerse, hay aún actividad, pero era para que estuviera en estado de coma y no caminando y deteriorándose.

Uno de los médicos forenses, el Doctor Smith, australiano de nacimiento y sudafricano de corazón tomó la palabra en aquella junta—Buenas tardes colegas, he venido aquí para dar mi opinión sobre este caso, el sujeto debe de estar confinado para evitar infecciones, ustedes lo saben, hasta descartar algo no será posible más que canalizarlo y analizarlo—Tomando una pausa y acomodándose sus gafas de grueso cristal exhaló—Podemos tener una pandemia global que se nos puede salir de las manos.

El Doctor Daniel Wagner, especialista médico de estados unidos había viajado de urgencia para estar en un país diferente en costumbres y horario al suyo, abandonado su comodidad como jefe de investigación médica y a su familia con Nora su esposa y su hija Ariadne, a sus 34 años se podría decir que era parte de la generación de investigadores médicos que estaban a la vanguardia, por eso sus pensamientos estaban más con su familia y amigos que realmente en lo que le habían mandado por video, si bien conforme estaba más cerca de aterrizar en el aeropuerto, cada vez se inquietaba más con el título del informe que tenía entre manos “hombre declarado muerto revive”, una vez llegó a aquél frío país fue llevado a la base donde le presentaron las evidencias de algo que solo había visto en las películas, un zombi real.

 

 

 

 

Anuncios

Deja un comentario o una idea

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s