Publicado en Uncategorized

146.- Fontana 


Ah pues resulta que todo esté Mini cuento está inspirado en la personalidad de mis gatos, al estudiarlos pude ver claramente sus roles y cómo actúan, los mezclé con uno de mis temas favoritos como son las islas paradisíacas y cree una pequeña presentación preliminar, sí, ya sé que Spiral está pendiente pero les dejo esto:

En los albores de la navegación y florecimiento del negocio marítimo existieron personas que vivieron grandes aventuras que llegaron a nuestros oídos de diversas formas, hoy en día las aventuras del capitán marejada y los tripulantes de la nave Nereida son leyendas pero saben mis estimados lectores, me gusta escribir.

La isla de Fontana era un paradisiaco lugar enclavado en el mar, al sur la bahía principal de aguas color azul recibía los barcos cargueros y de visita recreacional, poco más al norte estaba el astillero principal propiedad de los Percivall sin embargo también había otros pequeños astilleros especializados en diferentes tipos de embarcaciones más allá en un extremo tranquilo de la gran bahía estaba enclavado el muelle de la comunidad con toda clase de botes, bergantines, goletas y alguno que otro buque de gran calado que traía mercancías o personas a vacacionar en Fontana porque también tenía turismo atraído por sus encantos y el aislamiento de tierra firme, unos metros más adentro se asentaba en pintorescas casitas blancas con tejados rojos y por 5 calles que la dividían hasta llegar al centro de la ciudad con un pequeño kiosco que coronaba con una pequeña iglesia sin embargo más allá del pequeño pueblo no había más que un camino de arena que se internaba unos kilómetros más para terminar cerca de un monte de unos 150 metros de alto el cual no era muy difícil de subir debido a su suave pendiente, arriba se podía divisar gran parte de la isla.

 Fontana no tenía muchos habitantes pero los que estaban ahí disfrutaban de sus playas de arena blanca y más adentro en la tierra florecía un pequeño negocio de frutas que se llevaban en los barcos por temporadas, los negocios de los Percivall funcionaban porque Fontana era una de las rutas más activas de entre las que pasaban todos los barcos grandes, así que funcionaba como ruta de enlace y por eso era un pequeño blanco para los piratas que de igual forma se aprovechaban de la abundancia de recursos de la isla, pero no la atacaban, no, la usaban de base para descanso y por eso usaban la bahía de la buenaventura que se encontraba al otro lado de la isla, los pocos encuentros entre pobladores y piratas se dieron una década atrás, después de todo no era un negocio lucrativo si se trataba de llamar la atención así que procuraban pasar desapercibidos aunque eso no impedía meterlos en problemas.

Los Percivall eran conocidos lugareños y el patriarca por así decirlo era Morris Percivall un tipo robusto de aspecto imponente que denotaba una gran fortaleza física que casi nunca usaba, sus cabellos rojizos y una calma apacible para afrontar los problemas lo delataban, él era el jefe de una familia algo disfuncional a sus 27 años, Percivall no pretendía serlo pero era el mayor de todos y también sus dotes de jefe le hacían estar por encima de la media en el negocio de los astilleros navales, ya sea por convencimiento de sus dotes como interlocutor ya sea por su imponente estatura de 2 metros, su carácter era tranquilo y procuraba no meterse en problemas pero cuando lo hacía por lo general acababa lastimado, Morris buscaba paz y quietud que solía transmitirla a su familia o eso intentaba.

Justo allá en el puerto principal se encontraba la embarcación Tetis II que era un bergantín carguero que llevaba todo tipo de mercancía hacia tierra firme este era propiedad de los Percivall y era capitaneado por un rudo escocés que cambió las frias latitudes de su tierra natal por el mar tropical, el jefe de la embarcación sin embargo era alguien muy conocido para todos y este era nada menos que Sir Thomas Percivall de 26 años era hermano menor de Morris, era adoptado justo un par de meses antes que naciera Morris pero ser el segundo al mando no le era incómodo de hecho le gustaba no ser el centro de atención, ladino y astuto desde el nacimiento se aprovechaba de las cosas y de las personas para sacarles provecho o trabajar menos, eso no significaba que siempre huyera de las batallas porque aún pululaban los piratas en los mares cercanos  a sus rutas de traslado en sus barcos, no por nada Morris le delegaba muchas de sus funciones en la empresa y eso significaba que Thomas viajaba en los barcos cargueros como jefe máximo, solo cuando veía que era necesario corría pero cuando no le quedaba de otra sacaba a relucir sus magníficas dotes de espadachín y manejo de su cuerpo en combate donde casi siempre salía victorioso, tiene una pequeña cicatriz en la nariz fruto de las veces donde no salía bien parado, él porque es Sir es una historia de valentía o de supina ignorancia al peligro, el caso es que salió avante y pudo retener un título nobiliario a muy temprana edad.

La propiedad principal de los Percivall era una casona con 10 cuartos propios y un galerón justo a uno de sus lados donde descansaban mirando hacia la costa por donde entraban los barcos pequeños y grandes con dirección al puerto, justo en esa terraza estaba siempre la anciana Griselda, abuela de Morris ya entrada en años aun denotaba cierta chispa de agilidad en sus ojos ella nunca fue parte de los jefes del clan de los Percivall y siempre se mantuvo en segundo plano por detrás de sus hermanos que a su vez lograron transformar una pequeña empresa naviera en un potente emporio transnacional, Griselda se mantenía lo más posible al margen de los problemas excepto cuando le tocaba defender el apellido.

Dentro de la propiedad estaban las oficinas administrativas de la compañía naviera contrario a lo que pareciera el administrador era una mujer muy especial y gente de todas las confianzas de la familia; la mulata N, guyen mejor conocida como Nidia era una mujer de 30 años que llegó a la casa de los Percivall para fungir como apoyo administrativo, ella había estudiado en las Antillas y por tanto no era considerada esclava pese a que Thomas la compró a un negociador, nunca fue su intención tenerla de esclava pues sabía de sus conocimientos académicos  y lo que podría ayudar en la familia sin embargo era la que más estaba aislada de todos pues vivía en la casona principal ella era la administradora principal de la empresa y solo le rendía cuentas a Morris.

Ada Estefanía Pinkerton llegó a la familia como una niña huérfana hija de unos amigos de Morris los cuales fallecieron en circunstancias extrañas, Ada tuvo una vida difícil pues pese a vivir en una casa cómoda como la de los Percivall nunca se vio en su juventud como parte de ella, así que decidió irse para casarse con un prominente empresario de la región, el cual no era ni prominente ni empresario dejando en la bancarrota a muchas personas razón de lo cual tuvo que huir dejando a Ada y a sus 3 hijos en la total orfandad, Morris con su sabiduría decidió que era hora de que regresaran para lo cual acondicionó la casa de sus padres y le devolvió 3 propiedades que eran originalmente parte de sus fallecidos padres; en dos de ellas pusieron parcelas de árboles frutales y en la tercera pusieron un negocio de ultramarinos que al final se volvió muy exitoso, con eso les alcanzaba para vivir decorosamente aparte de tener siempre el apoyo de los Percivall de la mano de su jefe.

Sanders Pinkerton el hijo mayor de Ada era un mozalbete de 18 años de gran fortaleza física y estatura mayor que el promedio, casi rivalizaría con Morris de no ser por la total falta de experiencia aunado a su audacia lo hacían blanco fácil de todo tipo de peleas y aventuras fuera de su ciudad que lo convertían casi en un pequeño delincuente, por suerte después de sobrevivir a una pelea en una taberna de mala muerte decidió que el hogar de los Percivall sería su base semi permanente fungiendo como operario de maquinaria primero y luego como capataz de una cuadrilla de trabajadores en el área de astilleros sin olvidar que a veces había que meterse en problemas por que sí.

Anastasia de 16 años la hija intermedia era muy diferente a sus hermanos y a la gran mayoría de los Pinkerton y los Percivall, de carácter dulce y  serena era la favorita de Morris para cuando se trataba de cosas mundanas como pasear y leer libros en la amplia biblioteca junto a las demás personas, se mantenía alejada de los negocios y de los problemas de su hermano mayor.

Diana Isabel Pinkerton la hija menor y de 15 años era alguien algo hosco y un poco alejada de su propia familia, ella estudiaba ciencias junto a varias personas que vivían en la isla de Fontana, Dana se ufanaba de haber llegado muy lejos caminando hacia el otro lado de la isla sin ayuda alguna, era una exploradora por naturaleza y eso a veces la metía en problemas, más que nada por perderse sin avisar a nadie.

Bruno de la Rivera, empresario español de 35 años hacendado en la costa principal era el rival de la empresa de barcos de los Percivall y quien pese a todo llevaba una extraña amistad con Thomas, rivales a veces en el amor por alguna damisela, a veces amigos por necesidad ya que alguna vez tuvieron que aliarse para repeler a los piratas, uno de los mayores pasatiempos de Bruno era frecuentar la taberna principal de Fontana.

Sir Ian Rockwell II distinguido y refinado caballero que siempre vestía costosas ropas y se ufanaba de ser siempre cortés con todos se consideraba a sí mismo como un facilitador de bienes para el gobernador al cual le trabajaba, a sus 45 años era un experimentado marino originalmente al mando de una embarcación llamada “Ondina” la cual le trajo diversos problemas debido a su enorme tamaño por eso cambió a otra más maniobrable pero más letal y sobre todo más discreta cuando estaba cerca de la isla de Fontana, Rockwell era considerado un criminal por muchos países debido a sus métodos para conseguir esos bienes, por lo general atacando barcos cargueros y quitándoles la mercancía que reclamaba para su jefe, en otras latitudes era llamado…pirata.

Ellos harían historia en la paradisíacas isla de Fontana.

Anuncios

Deja un comentario o una idea

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s