Publicado en Uncategorized

Cartas del futuro


148.- 

Carta a mi hijo del futuro.

Querido hijo para el momento que leas esta carta y comprendas su contenido ya estarás viviendo en ese futuro que he soñado, sé que será una época difícil, no podrás ver en vivo a algunos animales como yo lo hice porque quizá ya se extinguieron en tu década, quizá veas los autos de mi época como vejestorios comparados con los de tu actualidad de esos que se manejan solos, las modas que uso las verás feas como yo recuerdo las modas de mi niñez.

 Te escribo esta carta antes de que nacieras, incluso antes de conocer a tu madre o quizá sí la conozca, ella estoy seguro tendrá muchos atributos de una mujer libre e independiente del siglo XXI con gran criterio y sentido común y sabrá educarte pero eso te lo explicaré en otra carta sobre cómo conocí a tu madre.

Quiero que seas una persona de bien, que todo el sacrificio que hago por ti, por darte un patrimonio y espero también darte una carrera profesional todo eso lo aproveches para ser mejor, no como hombre o mujer que eso es más fácil, quiero que crezcas como ser humano, no me gustaría que fueras una persona banal de esos que se toman fotos en pose de galán de tercera categoría.

Ves todos esos viejos libros que te han acompañado toda tu niñez? Esos que me niego a tirar esos son tu legado, ahí en esas páginas hay muchas fórmulas del éxito, todas las que tú quieras, no los menosprecies, para mi en su tiempo fueron una ventana al conocimiento puro y para ti espero sean también una fuente valiosa de conocimiento, te comento que no sólo es leerlos, es comprender aunque sea una mínima parte de ellos y asimilarlo en tu vida.

Aun no sé si serás niña o niño ni sé tú nombre pero espero no me recrimines si no es muy bonito, igual no quiero sea nada estrafalario, algo clásico sí.

Seas del sexo que seas te apoyaré en tus pasatiempos así seas que corras en go-kart o te guste leer, pero creo que eso ya lo sabes.

Decidí que leyeras está carta cuando comprendieras las cosas debido a que no sé si seas adoptado o no, si lo eres debes saber que vivimos e hicimos todo lo posible porque fueras feliz sin que hubiera diferencia alguna.

Como tú vez tu mundo yo vi el mío cuando joven; curioso y apasionado por aprender, sé que era un mundo muy diferente al mío pero confío en que saldrás adelante.

Este es un ejercicio literario libre.

Anuncios

Deja un comentario o una idea

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s