Publicado en Cuentos y Relatos

Réquiem por un villano


154.- RÉQUIEM

POR UN SUPERVILLANO

Hola mis tres lectores, hoy fue un día donde avancé mucho en el trabajo y también me dormí cuando según iba a ir a caminar; en fin estaba subiendo datos a un sistema cuando me puse a pensar sobre un villano y sus últimos segundos de vida, una especie de repaso de lo que hizo mal y sus motivos para llegar ahí y como siempre un ensayo mínimo sin ninguna intención de desarrollarlo solo lo hice entre cargas de sistemas y por ratos:

Sé que está cerca mi fin, el tiempo se ha vuelto lento y el gran héroe va a ganar, ahora sé que merezco este fin pero deseo irme en paz.

Mi vida  criminal comenzó cuando era un niño de 9 años, robé pan para alimentar a mi hermanito y a mi madre, lo hice por necesidad pero no paré ahí con el paso del tiempo empecé a ver que mi mente era más rápida y tenía mayor retentiva que la de los demás, eso lo aproveché en la escuela donde a ratos pasaba todas las materias a ratos me peleaba con todos.

Vi mucha miseria y hambre en mi pueblo, comencé a robar bodegas para darles de comer a niños de la calle después tuve el accidente que cambió mi vida y la de miles más.

Era una apacible tarde de verano cuando decidí robar una bodega muy custodiada pero mi sorpresa fue mayúscula, recibí una descarga de energía de una máquina que se almacenaba ahí, caí a varios metros en un tanque de una substancia viscosa.

No recuerdo mucho, la policía encontró un desastre  yo pude escapar malherido pero bien y ahí comenzaron todos los cambios, decidí regresar a mi pueblo natal y encauzar una nueva vida estaba aún herido pero en recuperación, una vez ahí me di cuenta de que mi mente era cada vez más rápida, podía hacer cálculos rápidos, podía correr más rápido y tenía tanta fuerza como 5 hombres, ya habían pasado años desde aquellos niños de la calle que ahora se habían convertido en el azote de mi localidad, con el paso de los años desarrollé poderes y poder, mucho poder a mi alrededor y emprendí una loca carrera por conquistar el planeta pero encontré oposición de parte de un héroe o así se hacía llamar, Capitán Centella de volar y de generar campos de energía muy grandes, aún así siempre escapaba o me arruinaba mis planes, estábamos muy parejos, yo era el tipo malo.

Faltan 3 segundos para que mi vida termine, mi archienemigo el capitán centella vencerá y no lo culpo, en realidad yo quería evaporar toda Ultracity, llena de corrupción y personas malas pero en realidad yo era la mala persona, qué tonto fui  no darle la oportunidad a estas personas.

Faltan 2 segundos y confieso que fui malo con mi familia, saben hasta un supervillano tiene sentimientos pero eso no basta, mi esposa y dos hijas cuando supieron que yo no era ese empresario filántropo que conocían, se alejaron de mi, fue devastador y eso me fijó una nueva meta, vencer a Centella.

Falta un segundo y sé que mi legado al mundo será una lección para los demás sobre no ser cómo yo.

Anuncios

Deja un comentario o una idea

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s