147.-Programación de la carga de trabajo.


​Uno de mis secretos peor guardados es mi lado de escritor autodidacta que si mini cuentos para no aburrirme mientras desarrollo bases de datos o espero a que baje información de algún sistema que si alguna inquietud por escribir una ambiciosa novela de corte marítimo pero hay un lado que suelo evitar en redes sociales y en lo general en esta mi casa que es mi blog.

Mi lado un poco más serio enfocado en lo laboral no suelo mostrarlo por considerarlo algo aburrido y sólo es un complemento de mi formación profesional, nada reseñable, pero bueno he aquí una pequeña muestra de mi trabajo o de lo que puedo aportar si se me da el espacio; si lo encuentran en otro lado sin comillas citables recuerdenle que el autor original es un servidor.

ENSAYO DE PROGRAMACIÓN CON RECURSOS LIMITADOS.

Aligeramiento de la carga de trabajo

 

1.0 Esquema general

Para un administrador es de especial interés saber cómo prioridad los recursos que se tienen a disposición para afrontar un proyecto siendo los de medio y largo plazo los de mayor atención por tanto el dinero, maquinaria, recursos humanos y el tiempo son limitados por mucho que sea el techo financiero siempre habrá un límite preestablecido.

Mediante la programación de un diagrama de PERT se valora tanto el tiempo empleado para realizar cada etapa de un proyecto como el personal requerido esto es especial para saber cuánto personal deberá ser requerido en caso de que alguna etapa deba ser modificada, a mayor tiempo o menor personal deberá modificarse la gráfica para tener resultados concretos sobre la duración del proyecto, esto repercute en la valoración de entrega de plazo final del proyecto en cuestión.

Antes que hablar de “holgura” para cada actividad, se debe entender que la flexibilidad de tiempos y costos es algo que se tiene que tomar en cuenta en cada proyecto debido a los imprevistos que se van formando sobre la marcha, por tanto agregar el término “holgura” ayuda a no tener retrasos en el proyecto y meter esos días extras como algo normal y asumible por quien asigna presupuestos.

El proceso heurístico es usado para saber si el personal que tenemos actualmente asignado a una actividad es suficiente para terminar a tiempo o si es requerido o más personal o más tiempo.

Desplace, ¡desplácese ya!

La carga de trabajo debe equilibrarse, modificar estos parámetros ayuda a la agilidad y mantiene al personal activo más tiempo logrando cumplir con las metas por etapas, por tanto si hay actividades que tengan cargas de trabajo pequeñas que sean detectadas, estas deben ser desplazadas a la siguiente etapa dejando inamovibles los que deben requerir cierto tiempo eso sí sin dejar de supervisar cada una de esas etapas.

La planeación de un proyecto pasa por etapas previas de reuniones de trabajo donde se deban tomar en cuenta los trabajadores y las actividades asignadas a cada semana para tener un organigrama definido con qué cumplir un esquema de trabajo y que este sea supervisado a lo largo de la duración del programa, desplazar activos como el personal a actividades de la próxima etapa permite tener más personal asignado a tareas que requieran más tiempo, así disminuye el tiempo por semana signado dejando a menos personal a cargo de actividades que requieran poca carga de trabajo, esto es equilibrar y aligerar para sacar adelante todas las etapas a tiempo.

es.slideshare.net

1.1 ejemplo de diagrama de Pert tomado de página es.slideshadre.net

Ahondaré más en otras temáticas a futuro, saludos cordiales.

146.- Fontana 


Ah pues resulta que todo esté Mini cuento está inspirado en la personalidad de mis gatos, al estudiarlos pude ver claramente sus roles y cómo actúan, los mezclé con uno de mis temas favoritos como son las islas paradisíacas y cree una pequeña presentación preliminar, sí, ya sé que Spiral está pendiente pero les dejo esto:

En los albores de la navegación y florecimiento del negocio marítimo existieron personas que vivieron grandes aventuras que llegaron a nuestros oídos de diversas formas, hoy en día las aventuras del capitán marejada y los tripulantes de la nave Nereida son leyendas pero saben mis estimados lectores, me gusta escribir.

La isla de Fontana era un paradisiaco lugar enclavado en el mar, al sur la bahía principal de aguas color azul recibía los barcos cargueros y de visita recreacional, poco más al norte estaba el astillero principal propiedad de los Percivall sin embargo también había otros pequeños astilleros especializados en diferentes tipos de embarcaciones más allá en un extremo tranquilo de la gran bahía estaba enclavado el muelle de la comunidad con toda clase de botes, bergantines, goletas y alguno que otro buque de gran calado que traía mercancías o personas a vacacionar en Fontana porque también tenía turismo atraído por sus encantos y el aislamiento de tierra firme, unos metros más adentro se asentaba en pintorescas casitas blancas con tejados rojos y por 5 calles que la dividían hasta llegar al centro de la ciudad con un pequeño kiosco que coronaba con una pequeña iglesia sin embargo más allá del pequeño pueblo no había más que un camino de arena que se internaba unos kilómetros más para terminar cerca de un monte de unos 150 metros de alto el cual no era muy difícil de subir debido a su suave pendiente, arriba se podía divisar gran parte de la isla.

 Fontana no tenía muchos habitantes pero los que estaban ahí disfrutaban de sus playas de arena blanca y más adentro en la tierra florecía un pequeño negocio de frutas que se llevaban en los barcos por temporadas, los negocios de los Percivall funcionaban porque Fontana era una de las rutas más activas de entre las que pasaban todos los barcos grandes, así que funcionaba como ruta de enlace y por eso era un pequeño blanco para los piratas que de igual forma se aprovechaban de la abundancia de recursos de la isla, pero no la atacaban, no, la usaban de base para descanso y por eso usaban la bahía de la buenaventura que se encontraba al otro lado de la isla, los pocos encuentros entre pobladores y piratas se dieron una década atrás, después de todo no era un negocio lucrativo si se trataba de llamar la atención así que procuraban pasar desapercibidos aunque eso no impedía meterlos en problemas.

Los Percivall eran conocidos lugareños y el patriarca por así decirlo era Morris Percivall un tipo robusto de aspecto imponente que denotaba una gran fortaleza física que casi nunca usaba, sus cabellos rojizos y una calma apacible para afrontar los problemas lo delataban, él era el jefe de una familia algo disfuncional a sus 27 años, Percivall no pretendía serlo pero era el mayor de todos y también sus dotes de jefe le hacían estar por encima de la media en el negocio de los astilleros navales, ya sea por convencimiento de sus dotes como interlocutor ya sea por su imponente estatura de 2 metros, su carácter era tranquilo y procuraba no meterse en problemas pero cuando lo hacía por lo general acababa lastimado, Morris buscaba paz y quietud que solía transmitirla a su familia o eso intentaba.

Justo allá en el puerto principal se encontraba la embarcación Tetis II que era un bergantín carguero que llevaba todo tipo de mercancía hacia tierra firme este era propiedad de los Percivall y era capitaneado por un rudo escocés que cambió las frias latitudes de su tierra natal por el mar tropical, el jefe de la embarcación sin embargo era alguien muy conocido para todos y este era nada menos que Sir Thomas Percivall de 26 años era hermano menor de Morris, era adoptado justo un par de meses antes que naciera Morris pero ser el segundo al mando no le era incómodo de hecho le gustaba no ser el centro de atención, ladino y astuto desde el nacimiento se aprovechaba de las cosas y de las personas para sacarles provecho o trabajar menos, eso no significaba que siempre huyera de las batallas porque aún pululaban los piratas en los mares cercanos  a sus rutas de traslado en sus barcos, no por nada Morris le delegaba muchas de sus funciones en la empresa y eso significaba que Thomas viajaba en los barcos cargueros como jefe máximo, solo cuando veía que era necesario corría pero cuando no le quedaba de otra sacaba a relucir sus magníficas dotes de espadachín y manejo de su cuerpo en combate donde casi siempre salía victorioso, tiene una pequeña cicatriz en la nariz fruto de las veces donde no salía bien parado, él porque es Sir es una historia de valentía o de supina ignorancia al peligro, el caso es que salió avante y pudo retener un título nobiliario a muy temprana edad.

La propiedad principal de los Percivall era una casona con 10 cuartos propios y un galerón justo a uno de sus lados donde descansaban mirando hacia la costa por donde entraban los barcos pequeños y grandes con dirección al puerto, justo en esa terraza estaba siempre la anciana Griselda, abuela de Morris ya entrada en años aun denotaba cierta chispa de agilidad en sus ojos ella nunca fue parte de los jefes del clan de los Percivall y siempre se mantuvo en segundo plano por detrás de sus hermanos que a su vez lograron transformar una pequeña empresa naviera en un potente emporio transnacional, Griselda se mantenía lo más posible al margen de los problemas excepto cuando le tocaba defender el apellido.

Dentro de la propiedad estaban las oficinas administrativas de la compañía naviera contrario a lo que pareciera el administrador era una mujer muy especial y gente de todas las confianzas de la familia; la mulata N, guyen mejor conocida como Nidia era una mujer de 30 años que llegó a la casa de los Percivall para fungir como apoyo administrativo, ella había estudiado en las Antillas y por tanto no era considerada esclava pese a que Thomas la compró a un negociador, nunca fue su intención tenerla de esclava pues sabía de sus conocimientos académicos  y lo que podría ayudar en la familia sin embargo era la que más estaba aislada de todos pues vivía en la casona principal ella era la administradora principal de la empresa y solo le rendía cuentas a Morris.

Ada Estefanía Pinkerton llegó a la familia como una niña huérfana hija de unos amigos de Morris los cuales fallecieron en circunstancias extrañas, Ada tuvo una vida difícil pues pese a vivir en una casa cómoda como la de los Percivall nunca se vio en su juventud como parte de ella, así que decidió irse para casarse con un prominente empresario de la región, el cual no era ni prominente ni empresario dejando en la bancarrota a muchas personas razón de lo cual tuvo que huir dejando a Ada y a sus 3 hijos en la total orfandad, Morris con su sabiduría decidió que era hora de que regresaran para lo cual acondicionó la casa de sus padres y le devolvió 3 propiedades que eran originalmente parte de sus fallecidos padres; en dos de ellas pusieron parcelas de árboles frutales y en la tercera pusieron un negocio de ultramarinos que al final se volvió muy exitoso, con eso les alcanzaba para vivir decorosamente aparte de tener siempre el apoyo de los Percivall de la mano de su jefe.

Sanders Pinkerton el hijo mayor de Ada era un mozalbete de 18 años de gran fortaleza física y estatura mayor que el promedio, casi rivalizaría con Morris de no ser por la total falta de experiencia aunado a su audacia lo hacían blanco fácil de todo tipo de peleas y aventuras fuera de su ciudad que lo convertían casi en un pequeño delincuente, por suerte después de sobrevivir a una pelea en una taberna de mala muerte decidió que el hogar de los Percivall sería su base semi permanente fungiendo como operario de maquinaria primero y luego como capataz de una cuadrilla de trabajadores en el área de astilleros sin olvidar que a veces había que meterse en problemas por que sí.

Anastasia de 16 años la hija intermedia era muy diferente a sus hermanos y a la gran mayoría de los Pinkerton y los Percivall, de carácter dulce y  serena era la favorita de Morris para cuando se trataba de cosas mundanas como pasear y leer libros en la amplia biblioteca junto a las demás personas, se mantenía alejada de los negocios y de los problemas de su hermano mayor.

Diana Isabel Pinkerton la hija menor y de 15 años era alguien algo hosco y un poco alejada de su propia familia, ella estudiaba ciencias junto a varias personas que vivían en la isla de Fontana, Dana se ufanaba de haber llegado muy lejos caminando hacia el otro lado de la isla sin ayuda alguna, era una exploradora por naturaleza y eso a veces la metía en problemas, más que nada por perderse sin avisar a nadie.

Bruno de la Rivera, empresario español de 35 años hacendado en la costa principal era el rival de la empresa de barcos de los Percivall y quien pese a todo llevaba una extraña amistad con Thomas, rivales a veces en el amor por alguna damisela, a veces amigos por necesidad ya que alguna vez tuvieron que aliarse para repeler a los piratas, uno de los mayores pasatiempos de Bruno era frecuentar la taberna principal de Fontana.

Sir Ian Rockwell II distinguido y refinado caballero que siempre vestía costosas ropas y se ufanaba de ser siempre cortés con todos se consideraba a sí mismo como un facilitador de bienes para el gobernador al cual le trabajaba, a sus 45 años era un experimentado marino originalmente al mando de una embarcación llamada “Ondina” la cual le trajo diversos problemas debido a su enorme tamaño por eso cambió a otra más maniobrable pero más letal y sobre todo más discreta cuando estaba cerca de la isla de Fontana, Rockwell era considerado un criminal por muchos países debido a sus métodos para conseguir esos bienes, por lo general atacando barcos cargueros y quitándoles la mercancía que reclamaba para su jefe, en otras latitudes era llamado…pirata.

Ellos harían historia en la paradisíacas isla de Fontana.

145.- En los confines del universo.


Haciendo un pequeño paréntesis para la segunda parte de Spiral quiero hacer una entrada basada en mi gusto por el placer de leer.
Lean todo lo que caiga en sus manos, no discriminen, no tengan prejuicios, libro, revista, folleto, todo ayuda a mejorar y aprender pero no lo hagas por presunción, hazlo por el mero gusto de saber.

Saben mis lectores, por cada línea que escribo (buena o mala, no me considero escritor real, sólo un aficionado) por cada una de ellas he leído en promedio 10 más, así una página escrita son 10 páginas leídas sobre cualquier tema, no lo tomen a la ligera, ayuda no sólo a tener temas de conversación, ayuda en el trabajo a tener mejor redacción, es penoso ver a personas profesionistas no poder redactar un simple correo, el escribir ayuda a comunicar y plasmar tus ideas de una forma pasmosa y sencilla según sea la situación.
Ya pues está semana prometo más velocidad en mi blog, meteré un tema semanal de actualidad y mi cuentito de siempre.

 Lea mi estimado lector, lea y el mundo se abrirá a sus pies.

Spiral


144.
Hola qué tal, regreso con un pequeño cuento que decidí dividir en 2 partes, no es más que un ejercicio para evitar aburrirme siendo el primero hecho totalmente en un smartphone vía la app de WordPress.

Pruba de WordPress sobre Android 5.1.

Eran vísperas de la navidad y el año 2037 pintaba excelente para Roberto, empleado de una multinacional de transporte y comunicaciones era una época normal para pasarla en familia con su esposa y dos hijos,  poco antes de salir del trabajo se dio cuenta de que sus preciados audífonos caros habían dejado de funcionar no podía darse ese lujo de no tenerlos, estaba próximo a hacer un viaje internacional de más de10 horas y eso implicaba que debía dormir al menos con tapones para los oídos y para eso usaba sus audífonos con cancelación de ruido activo por si tenia un vecino que roncara en exceso, saliendo del trabajo en una esquina a 2 cuadras estaba una pequeña tienda de electrónica a la que alguna vez había ido para comprar pilas y alguna que otra cosa, ahí preguntó al empleado por los audífonos más caros que tuviera a lo cual le contestaron que no había tales que los únicos eran aquellos de 66 pesos con almohadillas intercambiables, pese a su descontento por lo barato y poco eficiente para quitar el ruido que aparentaban ser, eran su única opción o bueno emplear unos improvisados tapones hechos de algodón pero le eran incómodos así que aquellos audífonos baratos que eran más ergonómicos que los vendidos en la terminal y una pequeña almohada de viaje eran el único escollo para su travesía que haría solo ya que su esposa e hijos gemelos se adelantaron 3 días antes.
El clima era muy frio para lo acostumbrado pero es que el cambio climático daba para tener fuertes nevadas un mes después del invierno en ciertos países, en el puerto donde iba a abordar Roberto se respiraba el caos por los viajes retrasados y aquellos que llegaban con miles de turistas ávidos de visitar a sus familias, ahí sentado en la sala de abordar Roberto se fijó en una noticia peculiar que estaban dando en la televisión a nivel nacional, el repentino silencio de telecomunicaciones al otro lado del planeta en Asia llevaba cerca de 20 minutos esa era la noticia principal que poca gente tomó en cuenta debido a que estaban a 2 días de la Navidad.
La presentadora de noticias anunciaba que Japón había dejado de transmitir emisiones de internet y que las llamadas telefónicas eran imposibles, solo oían ruidos de estática, poco después Taiwan era declarada en emergencia nacional para dejar de emitir señales, sus aviones que alcanzaron a despegar fueron desviados a otros aeropuertos pero no alcanzaron a decirles a los periodistas la razón, quizá la incomodidad del viaje y que todos las salidas nacionales fueran declarados en demorada lo que hizo volver sobre sus pies a Roberto e ir a pedir información sobre su viaje el cual llevaba 30 minutos retrasado si bien no iba a viajar en avión.

El transporte de Roberto era a través de un gran tren de levitación magnética que en su parte más baja disponía de unos rieles a lo largo del vehículo, y por debajo había una especie de canal de agua de mar, por lo que se sabe los rieles fueron fabricados en un material llamado grafeno y este reaccionaba con el agua de mar encerrada para hacer levitar al tren unos 15 centímetros por encima de la superficie y llevarlo a velocidades cercanas a los 760 kilómetros por hora por túneles en la periferia y fuera de la ciudad pero una vez en el mar estos túneles aceleraban el ingenio a cerca de mach 1.5 haciéndolo más rápido que un avión comercial al uso.
Pasadas 2 horas se inició el abordaje al tren Maglev para lo cual Roberto había reservado  la clase turista plus que era algo más cómoda y tenía acceso a pantallas en el respaldo de los asientos y no tardó en sintonizar el canal de las noticias donde estaban dando otras notas curiosas, no era solo Japón, Australia había reportado extraños fenómenos meteorológicos en el cielo, ahí donde las imágenes alcanzaban a verse estaba el cielo color rojo con muchas nubes en toda la costa de Queensland  para después los australianos enmudecer incluso en las redes sociales, la presentadora se mostraba visiblemente nerviosa pero continuó dando extrañas notas de personas en Facebook que mostraban un comportamiento extraño poniendo mensajes de muchedumbres que invadían las ciudades buscando refugio , Roberto al ver la cantidad de noticas que sucedían alrededor del mundo decidió hablarle a su esposa Jazmín pero encontró resultados nulos y poco después el tren Maglev salía con rumbo al otro lado del océano, la tripulación pese a encontrar interferencias en su destino  no encontró fallas en el conducto magnético donde se deslizaría el tren e iniciaron el viaje saliendo de la estación.

A la velocidad crucero de 730 kilómetros por hora Roberto seguía preocupado de los acontecimientos que pasaban en el planeta en esa víspera de Navidad, sintonizó otros noticieros y vio que en una ciudad al sur de la India se mostraban imágenes de una tormenta eléctrica gigantesca que abarcaba varias regiones para después enmudecer transmisiones, terremotos inexplicables de 7 y 8 grados en escala de Richter se presentaban en la Patagonia;  Roberto era un consultor civil del área de telecomunicaciones que estaba por viajar hacia Japón en específico  en Tokio la capital y de ahí tomar un Shinkansen hacia la provincia de Niigata donde lo esperaba su familia por esa razón tomó el Maglev trasatlántico que partía de California.
Una hora después de salir y ya dentro de los túneles submarinos se podía escuchar un murmullo que se transmitía a las paredes y al Maglev en forma de vibración,  pero para la tripulación no era algo de qué preocuparse, lo que sí era que la transmisión desde Tokio había estado intermitente con cortes cada 3 minutos de forma constante y de igual forma los teléfonos de los pasajeros empezaron a perder señal eso era algo hasta cierto punto normal debido a que estaban a mitad del océano pero para eso se habían creado torres de anclaje de los túneles y esas torres tenían antenas transmisoras pero esta vez no funcionaba y para Roberto eso fue muy raro debido a su trabajo con esas antenas.
El viaje se estaba retrasando y el Maglev fue disminuyendo su velocidad gradualmente hasta llegar a la estación central de Tokio pero ahí comenzó todo…la estación lucía vacía y no había rastro de personas en el hangar donde estaba entrando el tren algo estaba raro.
Los pasajeros se asomaban por las ventanillas esperando ver a alguien, otros trataban de llamar infructuosamente a sus familiares y otros tomando fotografías, Roberto en cambio se dirigió a la cabina de pilotos y una asistente le cortó el paso pero ella en sus ojos también tenía temor por la repentina desaparición de personas y todos los sucesos raros en la víspera del inicio del viaje así que lo dejó pasar y abrió la puerta, el escenario era de estupor y confusión, ambos conductores no podían entablar comunicación con nadie en la estación pero sí oían un sonido metálico intermitente en la radio, Roberto les preguntó qué era lo que estaba pasando y sí de verdad no había comunicación alguna con el exterior y qué iban a hacer.
45 minutos después decidieron abrir las puertas pero ya el pánico había cundido entre las personas pero no en Roberto quien se ofreció junto a un japonés llamado Ryusei para salir al exterior y averiguar qué pasaba, con paso temeroso se fueron acercando al umbral de la puerta 3 del Maglev la que estaba más cercana a Roberto.
Al salir estaba el pasillo que daba a la terminal central, no había nada estaba todo exactamente igual solo que no había personas la escena era fantasmagórica y con algo de miedo salieron a la calle ahí sí había personas que comenzaron a contar historias fantásticas  como siluetas enormes asomándose fuera de los edificios y una inusual tormenta eléctrica que produjo un pulso electromagnético gigante.
En las calles de la gran ciudad se podía ver enorme destrucción como si de un enorme tornado hubiera azotado junto a un gran terremoto pero aun había cosas que se reconocían, no todo estaba perdido, había ciudadanos que gritaban en japonés cosas que no entendía Roberto.

Eran las 7:45 a.m. en aquellas calles destruidas como si fuera una zona de guerra, por un par de horas Roberto deambuló buscando la estación del Shinkansen pero fue infructuosa su búsqueda hasta que a lo lejos en una de las avenidas vio una enorme sombra de algo por lo cual fue corriendo hacia ella y vio una masa gigante color gris con una protuberancia en uno de sus costados, Roberto estimó que era del tamaño de un autobús pero no supo decir qué era o qué animal era porque era orgánico definitivamente, Ryusei quien venía por detrás le dijo que se alejara de eso, que podría ser un monstruo lo que llevó a Roberto a pensar en las viejas películas hechas en Japón y no daba crédito a eso.

           “La vida se abre camino”

Hojas sueltas en el tintero.


143.-

Vaya primero mi más sentido pésame a las víctimas de diversos terremotos alrededor del planeta en especial #Ecuador y #Japón.

Esta entrada tiene por objetivo ser la segunda prueba de WordPress para android al parece está lo suficientemente completo como para poder ser útil.

Durante muchos meses dejé de escribir por diversas situaciones algunas de índole personal e igual me enfoqué en leer y en dibujar porque igual tengo cierta inclinación hacia el arte pero el desarrollo del Capitán Marejada había quedado en el ostracismo pues debo reconocer que el principio era en parte biográfico y bueno todo autor mete algo de su cosecha a sus obras, saben yo vivo en una isla tropical y la mayoría de mis cuentos tienen en común el mar.

Bueno tuve que modificar la primera parte del Capitán Marejada para quitarle esos componentes personales, pasé de 37 páginas a 10 y luego al bloqueo mental.

En el transcurso de mi bloqueo empecé a escribir un relato que no tenía pies ni cabeza, una especie de frankenstein que me servía para mantener mis dedos y mente ocupados y he aquí el inicio, obvio tengo más de 14 páginas pero ningún desarrollo de personajes:

¿Puedes diferenciar una flor real de una sintética con solo ver una imagen?
“Nuestros ojos nos dan una representación de lo que se reflejan en los objetos según la luz, si el color es verde esa porción de luz se reflejará en el objeto y regresará a nuestros ojos es así que el sol nos da una simulación de nuestro mundo muy real como real es nuestra vida pero es eso, una simulación  realista”

Al igual que mis demás relatos este lo situé en un futuro no muy lejano eso me permite tener libertad creativa y a la vez ahondar en la tecnología actual, qué saldrá de esto? No lo sé, se supone tengo que continuar con mi buque insignia pero ni lo uno ni lo otro.

Los blogs son bitácoras personales, este ha ido por su propio camino como siempre.

Ulises y Eva


141.-

Ulises y Eva

Hace muchos años en un pequeño pueblo costero habitado por 350 personas de hábitos sencillos, había un pequeño barrio con casas de tejas francesas color rojo y paredes en su mayoría pintadas de blanco en una esquina de ellas a la bajada de una suave colina estaba una pintoresca barbería que era atendida por don Jaime un señor de unos 40 años que hizo de su oficio su vida ya que era lo único que sabía hacer y lo hacía con tal gusto que muy temprano en las mañanas a las 6:30 se le veía muy contento barrer la entrada a su local justo después de él llegaba su ayudante un jovencito de unos 13 años que llegó por recomendación de su padre para que en vacaciones escolares fuera a trabajar con don Jaime ese joven era Ulises un muchacho ágil y dispuesto a trabajar barriendo y limpiando el local por una pequeña cantidad de dinero que gustoso ahorraba para comprarse zapatos nuevos qué llevar de regreso a clases.

Pasaron unos años y Ulises empezó a trabajar más tiempo en la barbería y poco a poco se ganó la confianza de don Jaime y comenzó a ser su aprendiz, uno que aprendía muy rápido y que pasó a llegar y abrir el local y preparar todo para la llegada de don Jaime que cada día se hacía más avejentado pese a las ganas que tenía, el trabajo seguía pues cercano a la población estaba un puerto pesquero más grande que atraía a obreros que hartos de pagar rentas muy caras encontraban en la población de don Jaime el remanso ideal para descansar y también usar sus servicios.

Ulises ya tenía 22 años y ahora era el encargado principal de la barbería que a veces no tenía muchos clientes en aquél verano de 1943 el local no era muy grande pero estaba limpio y con la navaja, cepillo y todos sus accesorios don Jaime vivía en una casa al lado en la parte alta de una escalera de piedra pintada de blanco habitaba tanto don Jaime como la familia de Ulises que vivían en un cuarto grande con 2 recámaras y a la vez esto daba a un enorme patio en aquél edificio que heredó el padre de Ulises don Hermenegildo, de las rentas de los otros 4 cuartos es que se mantenían.

A unas 3 cuadras de donde estaba Ulises había una pintoresca casita de 2 aguas pintada en vivos colores ahí habitaba el sastre de la localidad, don Severino, su esposa Agnes y su hija Eva de 19 años, Eva tenía largos cabellos color castaño claro y una sonrisa cautivadora e inocente, Ulises la miraba de soslayo cada que pasaba con su madre en dirección al mercado de la localidad pero no sabía siquiera su nombre hasta que un día de otoño don Jaime salió a la entrada del local y se topó con doña Agnes a la cual saludó efusivamente y le dijo que no había estado en su local por encontrarse algo desvaído, cabizbajo y poco dado a tomar el elíxir de aguamiel con su esposo, pero que quien se había quedado a cargo tanto de barbería como de la pequeña tienda de abarrotes era el joven y fuerte, valeroso y …ok exageré, pero bueno presentó a Ulises con doña Agnes y también con Eva quien ese día llevaba un largo vestido floreado.

Unos días después por la tarde Ulises se encontraba cortando la barba a un cliente cuando vio pasar a Eva, no tardó mucho en dejar al cliente lleno de crema de rasurar y salir a la calle, ahí se encontró con Eva quien lo saludó efusivamente, Eva no pasaba a diario pero sí lo hacía en un horario determinado por la tarde así que esos días eran los que esperaba Ulises.

Eva provenía de una familia normal donde el padre era dueño de 4 carretas con los cuales llevaba carga a varios lados por las polvorientas calles y caminos del poblado, con sus empleados lograba tener un negocio pequeño pero rentable que les permitía tener solvencia económica si bien no eran de amplías miras en cuanto a dinero y ahí estaba Eva hija única del matrimonio quien a sus 19 años había dejado la escuela y se estaba preparando para estudiar para secretaria en la gran ciudad pero ese verano había enfermado de alguna gripe desconocida y sus padres decidieron que era lo mejor para su salud quedarse en casa.

Un par de meses, 2 cenas a escondidas, alguna que otra flor arrancada del patio del vecino después Ulises decidió expresarle a Eva su sentir, su corazón latía y se sacudía cual gramófono descompuesto para eso la citó en una parte alejada del parque principal que estaba coronado por un kiosco el cual albergaba a niños que jugaban alegremente ajenos a todo.

Nunca se supieron las palabras de Eva pero poco a Ulises se fue tornando más taciturno y melancólico, no había lugar a duda que la respuesta fue negativa uno se diría pero no; Ulises había logrado que Eva fuera su novia solo que había una condición que un tiempo después el pueblo se enteró; la condición de Eva para casarse con Ulises con aquél barbero de humildes orígenes fue que tendría que esperar a que el padre de Eva falleciera y que solo así podría tomarle en serio.

Pasaron los meses y Eva cada tarde saliendo del trabajo que le había conseguido su madre como secretaria de un importante empresario hotelero, cada tarde pasaba por donde Ulises quien ya estaba presto a cerrar el local con la avenencia de su protector don Jaime quien para esos tiempos ya no podía ir al negocio y se quedaba a darle de comer a los pájaros en su patio, así salían a comer un helado mientras veían pasar cada vez más y más vehículos por su hasta entonces tranquilo pueblo con tantas bicicletas y caballos como habitantes en ese verano de 1946 posterior a la gran guerra mundial se respiraban aires de bonanza económica.

Pasaron los años y aquella tranquila población de casas de tejados de dos aguas y calles sin pavimentar se convirtieron en una activa ciudad costera, el barrio donde vivían los eternos novios seguía ahí como suspendido en el tiempo, rodeado de edificaciones modernas y trabajadores quienes vestían trajes y comían en restaurantes caros en la periferia de la ciudad, ahí justo entre varios edificios había una esquina con una casa con escalera de piedra pintada antaño de blanco y hoy con partes sin pintar, debajo estaba la sempiterna barbería de Ulises aún en funcionamiento quien como cada mañana de la semana laboral se levantaba y abría su negocio cada vez con menos clientes pero ahí estaba esperando las tardes pero esa vez fue diferente, muy diferente.

Eva se había retrasado ese día algo que preocupó a Ulises que en un momento raro cerró 1 hora antes su barbería después de todo casi nadie iba, corrió presuroso hasta la casa de Eva y ahí la encontró en medio de una multitud, el padre de ella había fallecido, el sentimiento era encontrado, por fin podría casarse con su amada Eva pero también apreciaba mucho al anciano quien había fallecido el 22 de Marzo de 1996, sí 50 años después de la promesa de amor fue que el barrio viejo tuvo una boda muy singular y celebrada por toda la ciudad con un Ulises que cumplió su promesa y se casó con su amada Eva, ella de 69 años y él de 72.

Fin

 

 

 

 

 

 

Un cuento especial


¿Por qué no escribes? Un cuento diferente

Este cuento es ficticio en su mayor parte y es una especie de homenaje al Escritor de Pacotilla, seudónimo que me acompañó durante más de 15 años pero por situaciones ajenas tuvo que ser borrado de redes sociales quedando solo un resquicio de él y justo este blog ¿volverá? Es de dudarse esta vez que regrese pero la capacidad de escribir y crear está intacta y esta siempre será su casa.

Prólogo

Una noche cualquiera de otoño, bueno no era una noche cualquiera me encontraba en mi primer día de vacaciones en la playa de alguna ciudad turística del sureste y el viento fresco se prestaba a estar en el balcón de mi habitación que daba a la piscina principal de este hotel pequeño pero confortable, ahí me puse a pensar los años que tenía sin haber pensado en escribir algo interesante quizá una pequeña historia que me gustará y que nunca había terminado, ahí estaba sentado en una cómoda silla me había dado cuenta que había pasado de ser un prometedor escritor que era asediado por grandes editoriales a ser un trabajador normal con mucho de común y corriente o quizá no era así pero la rutina me estaba matando lentamente.

Decidí salir al pasillo sin ningún pensamiento en mente, eran las 8 p.m. de un sábado cualquiera así que con un andar muy pausado bajé las escaleras y me dirigí a la piscina esta estaba vacía a lo lejos podía oír la razón a 3 cuadras estaba una calle llena de antros y bares quizá era buena idea ir a tomarme un trago a cuenta pero no quise esta vez y heme ahí solo a punto de tomar un baño cuando me di vuelta y pude ver un conglomerado de personas entrando al lobby del hotel, eran muchas pero podía reconocer perfectamente a una reportera de castaña cabellera y tez clara, Sandra Díaz  yo la había conocido en circunstancias diferentes a las de ahora, de hecho en una acalorada discusión sobre política y recursos naturales, necio y políticamente incorrecto como siempre lo había sido logré enfurecer a Sandra de quien pensé me había retirado su palabra pero no, allá a unos 30 metros de distancia volteó a ver a la piscina y ahí vio mi figura que había pasado mejores momentos pero que era perfectamente reconocible por mi camisa hawaiana de color naranja con flores mientras en una mano tenía un vaso de whiskey está de más decir que no era una estampa muy favorable para mí, siendo sincero yo era un desastre de persona pero al menos era yo.

Sandra se acercó a donde me encontraba y me dijo que una importante estrella de películas de acción estaba por hospedarse en mi hotel, mi cara de indiferencia le haría saber que me importaba un cuerno si se hospedaba incluso la reina de Inglaterra yo solo quería unas vacaciones apacibles lejos del estrés de mi trabajo rutinario y con mi poca amabilidad y aspecto huraño pensé que Sandra se retiraría pero no seguía ahí preguntándome qué había sido de mi vida después de conocernos; ¡ah olvidé algo! Habían pasado cerca de 8 años desde aquella discusión un sinsentido ahora que lo pienso pero no por eso dejaría de saborear mi vaso de whiskey mientras recordaba los amigos que conservaba y los que había perdido con el tiempo y las circunstancias, en el fondo ninguno era malo, la misma maldita vida los había cambiado, ese era mi problema yo no cambié solo evolucioné y llegó el día en que estaba muchos pasos adelante y no me di cuenta.

El alboroto seguía en el lobby del hotel y me parecía raro ya que no era un resort de súper lujo sino un confortable hotel de 4 estrellas que había escogido precisamente por lo apacible y lejos de las calles bulliciosas…bueno eso pensé, ahí tenía enfrente de mi a una mujer con una gran cabellera ondulante al viento y singular alegría quien me platicó que comenzó a trabajar como reportera para un importante periódico de Ciudad Central y que incluso había ganado importantes premios pero que esta vez era una enviada especial para entrevistar a un actor de cine, seguía yo con mi indiferencia y en cierta forma Sandra venía a ofrecerme un tema diferente a lo que tenía planeado para esa noche, estar en la alberca y después ir a dormir a mi habitación Sandra estaba trabajando así que regresó a donde estaban los demás reporteros y fotógrafos así que decidí regresar a mi habitación era lo más sensato que se me había pasado en toda la noche.

No habían pasado más de 1 hora cuando recibí una llamada a mi teléfono, era Sandra preguntando si había visto pasar a la estrella de cine cerca a lo cual le dije que no, que vi a muchas personas pero no a nadie que pudiera reconocer y menos a una estrella de cine, tampoco le dije que la última vez que fui al cine fue hace 3 años…estaba equivocado empecé a recordar a quienes había visto en el pasillo de regreso a mi habitación y vi una cara que ahora se me hacía conocida, más avejentada y con menos cabello pero ahí estaba vívidamente metida en mi mente y le dije a Sandra que me esperara en el lobby del hotel que iba a bajar en 15 minutos, estaba por demás decir que esta vez tenía que estar más presentable para ella.

Entre notas de escritos que nunca pude terminar pero que llevaba en mis viajes a todas partes, entre todo ese alboroto de hojas y notas sueltas desperdigadas por el escritorio de la habitación ahí me puse a escribir y…no pude más allá de 1 párrafo, no era un bloqueo de escritor ya tenía cerca de 4 años sin escribir nada culpa era también de un trabajo que si bien no era difícil era muy tedioso y repetitivo y lo peor es que era muy bueno y cotizado eso es el acabose de cualquier persona creativa o que aspire a serlo.

 

Iba a ser un gran escritor pero me lastimé la rodilla

Solté las hojas que llevaba con borradores sin terminar y encendí mi laptop era mejor mi mecanografía que mi escritura que era sumamente parecida a la letra de un doctor así que como pude recordé que faltaban 5 minutos para bajar a encontrarme con Sandra y decirle con quien me había encontrado, era algo que ella sabía pero lo que no sabía era lo siguiente.

Pasaron 7 minutos los conté minuciosamente  y bajé apresuradamente las escaleras para llegar a un lobby de hotel bastante vacío ya no estaba atiborrado de personas pero ahí en un rincón sentada en un colorido sofá naranja estaba ella a la cual me dirigí y le dije que teníamos que hablar, con paso ligero y firme fuimos directo al restaurante más cercano.

¿Sabes hablar inglés? Le pregunté a Sandra “Tan fluido como un neoyorquino a las afueras del monumento a Washington” (O sea, ella no era buena en geografía, eso era evidente) fue su respuesta rápida así que le dije mira yo sé cómo podemos tener tu entrevista en exclusiva y sé por quién viniste, ¿es Jean Claude Van Damme verdad? Bueno hace unos años para ser preciso 15 años le escribí una carta de admiración a su club de fans, me gustaban sus películas pero lo que no pude predecir fue que esa carta se hizo viral antes de que la palabra viral fuera famosa así que mi carta pasó del club directamente a sus manos traducida y él mismo me contestó un par de meses después vía un videocasete en VHS que su mismo club de fans me envió, cinta que había perdido entre la mudanza hacia mi cuarto de universidad pero esa era otra historia, ahí justo a unos metros tenía a mi antiguo ídolo de películas de acción ya muy avejentado.

El restaurante del hotel tenía vistas hacía el patio principal y ahí cenando en una de las mesas más alejadas estaba Jean Claude Van Damme en persona y acercándose a paso apresurado sí, Sandra quien no desaprovechó la oportunidad para entrevistarlo pero no era lo que yo quería así que me le acerqué a ella aún más rápido y le dije que necesitaba su ayuda para con aquél veterano actor y sí podía decirle que yo era aquél chico que le envió una carta muy famosa al principio pensó que le íbamos a pedir un autógrafo a lo cual iba a acceder muy amablemente, luego pensó que iba a ser entrevistado (la grabadora de Sandra era demasiado obvia) a lo cual mediante su acompañante, una rubia mexicana despampanante nos hizo saber que estaban cenando (capitán obvio ha venido muy seguido en este texto) y estaba muy agotado como para dar entrevistas pero cambió de parecer ante las palabras que le dije a Sandra que dijera junto con mi presentación con mi nombre.

En efecto Jean Claude me reconoció muchos años después de ese evento que marcó mi infancia y en un español muy deficiente me dijo ¡Escribe! ¡Escribe amigo! No dejes de escribir que tienes un don especial fue lo que le dijo a su traductora que me dijera tras lo cual me dio una palmadita en el hombro y prosiguió cenando.

Poco tomé atención al veterano actor de cine de acción  y a las dos bellas mujeres; poco después de que me dijeran estas palabras que callaron mucho en mi ser  me dije que algo tenía que hacer ante la falta de creatividad, como pude me despedí no sin antes tomarnos una foto y dejarlo cenar, Sandra me vio entre preocupado y ansioso y una vez tomó una fotografía de rigor para su trabajo.

Ahí fue cuando se me ocurrió la idea de escribir una novela ambientada en lo cotidiano, hacer de cualquier idea una trama y plasmarla, poco importaba Juan Claudio y…cambié de parecer súbitamente pues Sandra debía importarme más, tenía muy poco de haberla vuelto a ver e indirectamente era culpable de mi encuentro con Van Damme, me despedí de Sandra media hora después y me dirigí a mi habitación, tenía una idea en mente una gran idea con piratas y bellas mujeres que no reaccionaban ante nada pero caí en cuenta que tenía que tener mi vida personal primero ya habían pasado 3 minutos  y bajé al lobby mi paso presuroso me llevó hasta Sandra quien apenas estaba por abandonar las instalaciones y le dije que qué iba a hacer el día de mañana en la ciudad y si estaba libre bien podíamos ir a comer o pasear por la ciudad.

Pues sí estimados lectores decidí centrarme en mi vida personal y dejar las historias para cuando las tuviera listas y para quien quisiera leerlas que no siempre iba a ser el gran público, Van Damme me dio la razón y pudo haber sido otra persona pero todo se conjugó, una antigua rival de debates, mi estrella de acción favorita de la infancia y una ciudad paradisíaca al sureste de un hermoso país.

Con el paso del tiempo invité a Sandra a una velada romántica a la luz de la luna en una ciudad llamada Playa del Carmen en el sureste de México que de hecho era la misma ciudad en la que nos reencontramos y con eso decidí asentarme ya que sabía que estaba ante la persona correcta para poder anclar mi destino.

Al final me casé con Sandra la hiperactiva reportera y entusiasta nadadora, tuvimos dos hijos, gemelos por cierto, me compré una casa mediana con un gran patio, una camioneta y tenemos dos perros y un gato y sí sigo trabajando en una modesta oficina para pagar la generosa hipoteca a 20 años pero también cual Rudyard Kipling uno de sus escritores favoritos, (sí mis estimados lectores para formarse como escritor primero hay que leer mucho) también escribo historias de marinos valerosos y lugares exóticos teniendo por paisaje una ventana cerrada, mis hijos son a quienes antes de dormir les cuento las aventuras del Capitán Marejada en los mares infestados de piratas.

Y regresando al título que da pie a este escrito corto ¿Por qué no escribo? Sí escribo y seguiré haciéndolo a lo largo de mi vida pero también debo dar cabida a muchas más cosas en mi vida personal.

Epílogo final

No sin muchas dificultades nuestro protagonista aficionado a camisas coloridas logró salirse de aquella anodina oficina y logró vender su obra a una casa editorial, aquella novela que pululaba en su mente con piratas y valerosos personajes acabó siendo un best-seller mundial uno de los muchos que siguieron en su futuro como su novela de ciencia ficción épica “Polaris en el mundo del mañana” lo cual le permitió seguir viajando a tierras exóticas pero esta vez las aventuras vivirlas junto a su familia y no junto a una solitaria alberca con un vaso de ron en la mano.

Fin del Escritor de Pacotilla.

13 Febrero de 1994-16 de Octubre de 2015

Viaje a Saturno


139.- Este es un mini cuento especial, lo hice en mis ratos muertos en el trabajo, del orden de 10-15 minutos diarios durante 5 días, no tiene final y por lo que sé es un pequeño experimento para seguir practicando narrativa en primera persona, en tercera persona ya es otro tema y estilo, mientras les dejo las aventuras del cosmonauta Leonov que sí es referencia al Leonov verdadero y la oficial Riley en referencia a la película  Alien, el mas curioso es el saxofón y el espacio, quizá si investigan al accidente del transbordador Challenger y la relación que tuvo se darán cuenta de mi referencia.

 

12 de Marzo del año 2008, Sonda Cassini en las cercanías del anillo E de Saturno.

Luna Encélado

La noticia que fue poco relevante para los periódicos realmente fue quizá el descubrimiento de vida orgánica, no me malinterpreten, se dijo que se había descubierto que esa pequeña y enigmática luna llena de cráteres y actividades geológicas inusuales expulsaba material orgánico y eso era suficiente para enviar más sondas, los materiales orgánicos salían de cordilleras llamadas rayas de tigre y eran expulsadas al espacio cercano a Saturno, obviamente las sondas no salen impulsadas de forma gratuita.

27 de Mayo de 2005 La sonda Cassini pasa tomando fotos en alta resolución de la superficie, se descubre actividad térmica en el polo sur con mayor temperatura, hay evidencias de una atmosfera tenue ligeramente parecida a la de la tierra con excepción de que hay metano, amoniaco y diversos cambios de temperatura extremos, cercanos a 200 grados bajo cero en ciertas partes, obvio no es un paraíso..

12 de Octubre de 2012

Se presenta actividad termal y se toman fotografías de los diversos geiseres que expulsan material en polvo, se confirma que este polvo es el origen del anillo de Saturno, cada año amentaba la actividad crio volcánica en esa luna distante.

 

Para la fecha en la que les estoy escribiendo esto ya es parte de la historia, estoy en la plataforma 7 C del complejo que está a 2 kilómetros de la lanzadera Hermes 3 y soy el oficial científico de una tripulación de 5 personas, el comandante en jefe Harlock con más de una década de experiencia en vuelos suborbitales y la tercera persona en llegar al planeta Marte, el piloto y segundo oficial Holmes quien se cansó de ser piloto y un día se enlistó para ser astronauta…2 años después era elegido para ser, un servidor oficial científico oceanógrafo y biólogo especializado mi nombre es Ivan Leonov, Murdock era el maniobrista del brazo robot Atlas y su función era ser el mecánico especialista su afición al té ya que era de la región de Brighton conocida por su soleado y agradable clima y por último la oficial Riley experta ingeniero especialista en la nave que llevábamos a bordo.

Son las 3:30 a.m. y ya nos están preparando para meternos a los trajes no es algo fácil pese a que ya me sé la rutina de estar debajo de gruesas capas de ropa y esperar a que nos ajusten todo el equipo, toda la tripulación tenía cierta experiencia en viajes al espacio el que menos era yo y ya había vivido en la órbita de Marte no pude bajar como Collins y Kruvschenko pero tuve la oportunidad de estar en la estación Fobos 2 monitoreando tan magnifico planeta de forma muy cercana, ahí abajo hay una estación espacial fija donde se cultivan diferentes vegetales y hasta cierto punto ha servido para explorarlo, es una roca estéril hasta donde se sabe.

Este es mi sexto viaje y es el más importante de mi vida ya que es el más lejano al que cualquier ser humano ha llegado si bien Marte ya es un escollo que se superó hace algún tiempo no deja de ser costoso, peligroso y difícil de llevar a cabo después de la pequeña decepción de no encontrar nada relevante ha pegado en los subsidios y contribuciones de entes privados y de Rocosmos y la NASA, así Japón, India y China se convirtieron en los mayores patrocinadores de esta expedición, dejando el control de la misión a la NASA y detalles técnicos de recepción de mensajes a Rocosmos que es el equivalente ruso.

No ha pasado más de 30 minutos desde que abandonamos la lanzadera principal y entramos al espacio más allá de los 600 kilómetros de la superficie, pese a mis viajes no deja de sorprenderme el que vivamos en esa enorme canica azul con nubes que poco a poco se va haciendo más pequeña, al desacoplarnos del módulo de fabricación hindú Vandira B quedamos con la nave que nos llevaría a nuestra misión, Hermes 3 era una nave más grande que sus antecesoras la primera hizo viajes alrededor de la tierra pero no fue diseñada para grandes distancias, la segunda sí que viajó al planeta Marte y la tercera que es la que describo con mayor capacidad de provisiones, más ancha y sobre todo con nuevos motores de propulsión, la gran novedad estribaba en el área de carga que era una especie de remolque acoplado que contenía nuestra otra nave con la cual arribaríamos a la superficie de nuestro destino, esta solo la habíamos conocido en el simulador así que manejarla sabíamos pero su forma final no la conocíamos ya que era un secreto máximo que fue cuidado por Rocosmos, viendo los instrumentos supuse que tenía por fuerza que tener maniobrabilidad avanzada y eso en esos satélites era necesario.

El primer mes debíamos pasarla repasando los detalles de la misión con Control terrestre, Harlock era muy estricto con eso, después de todo era el responsable de la nave y de todos, Holmes era más relajado, casi una estrella de rock a veces petulante y desagradable y a veces con anotaciones brillantes él ya tenía memorizado sus objetivos y no representaba problemas, Riley supervisaba cada aspecto de la nave y del compartimiento de carga donde estaba la nave sin nombre ya que solo la conocíamos internamente como Betty una ex novia de un controlador de vuelo, Murdock solo iba a ser requerido en las maniobras del brazo externo y también tenía una afición por la música jazz, se decía que era saxofonista en un bar en sus tiempos libres pero nunca nos dijo nada.

A través del ventanal de mi área asignada dejé de ver la tierra y solo estaba el espacio y las estrellas aquellas a las que soñaba con visitar ahora estoy más cerca que la mayoría de la humanidad, mi viaje es tardado son cerca de 3 años 9 meses, Rocosmos y la gente de Japón inventaron una especie de bolsa de dormir criogénica, no es que suspendiera nuestro envejecimiento solo dormíamos 3-4 días y despertábamos aún más cansados, pero debíamos hacer ejercicios intensos por no perder masa muscular, era extraño pero casi no tenía ese cansancio post sueño lo que sí tenía era una enorme mejora en lo que memorizaba a partir de este viaje empecé a tener una gran memoria y aumenté mis capacidades físicas me sentía orgulloso de ser el de mayor calificación en las pruebas por encima del atleta aficionado que era Holmes.

Nuestra misión original iba encaminada a los océanos de metano de Titán que es la segunda luna más grande del sistema solar con el permiso de Ganimedes al menos eso fue hasta que 1 año antes de partir nos dijeron que nuestra meta había cambiado, que Titán pese a demostrar tener actividad de océanos estos eran de metano y etano por tanto era difícil encontrar vida aparte de que su atmosfera hubiera degradado muchísimo los instrumentos y sobre todo una misión tripulada sin encontrar superficies sólidas, Anna (Riley) tenía razón en su lógica y por eso se sugirió el cambio de objetivo y esta no era otra más que Encélado, no conocía mucho de esta luna aparte de que era muy helada.

Hace 2 años con 3 meses que salimos de la Tierra, ya no somos noticia principal, lo poco que sabemos de la tierra es por medio del control de misión y ellos no nos dicen mucho en estos meses solo que la Tierra sigue ahí como siempre, la monotonía del clic de los instrumentos es desesperante por eso muchos nos ponemos nuestros audífonos así sin música solo para aislarnos pues lo que teníamos que platicar ya lo habíamos hecho era hasta reconfortante irnos a dormir esos 3-4 días que en el caso de Murdock se podía prolongar hasta los 6 días así que era el durmiente de la nave que a veces para conservar energía apagábamos todos los sistemas secundarios y lográbamos concentrarnos.

Han pasado 3 años 7 meses cada vez la señal que viene de la Tierra es más corta y difusa, los mensajes familiares han escaseado sobre todo para Murdock que no ha recibido noticias en 3 meses eso debe ser devastador para alguien a quien su hija es lo único que le quedaba aunque a los demás tampoco nos han enviado nada desde control terrestre en 2 semanas Saturno está cerca pero aún no alcanzamos a verlo el espacio no es todo lo silencioso que parece hay un ruidito que permea todo y se lo atribuimos a las ondas electromagnéticas, me siento ansioso de saber con qué nos vamos a encontrar en Encélado.

Falta un mes para entrar en la órbita de Encélado, Saturno se nos muestra en todo su esplendor han habido mensajes técnicos de control terrestre pero ahora ninguno de nuestros familiares ni voz ni video, nada.

Murdock descubrió un pequeño hueco de señales mediante la antena de baja ganancia, durante 30 segundos cada 10 minutos desaparecían las señales de la Tierra enmudeciendo nuestras comunicaciones, lo dialogamos con Harlock pero llegó a la conclusión de que eran interferencias parásitas.

2 días antes de entrar en la órbita de Encélado pudimos ver en toda su magnitud los surcos y superficies bombardeadas por meteoritos de esa pálida luna a la cual nuestra misión se dirigía, Harlock nuestro comandante era una persona rígida y seria enmarcado en la disciplina militar y no alcanzaba a comprender por qué una costosa y complicada misión se dirigía a aquella pequeña luna habiendo otros destinos quizá más importantes como Fobos y Deimos los diminutos satélites marcianos y Titán.

Es así que iniciamos las maniobras para que la nave quedara en la órbita y pudiéramos descender con el modulo secundario solo Harlock y Murdock se quedarían orbitando los demás haríamos quizá el logro más importante de toda la historia de la humanidad a donde mas lejos hayamos llegado, aterrizar en un lugar inhóspito lejano llamado Encélado que nos aguardaba con no pocos misterios.

 

Querubines


138.-

Aquí varíe un poco mi estilo de escribir, si bien no dejo de tener motivos para creer que pudo volar por sí misma como un relato propio y no ser el primer capítulo de una novela que jamás vuelve a tratar a esa población, mi particular homenaje a Moby Dick y Jaws lo realicé en el año 2011, lo remodelé en 2014 y seguí dándole un toque apenas hoy, básicamente por no estar conforme con lo hecho.

Originalmente era un cuento romántico  para el 14 de Febrero, no quedó nada de eso al final, solo los querubines.

Capítulo I

Terror en la bahía

 

 

Miércoles 14 de Febrero de 2018

5:47 a.m.

 

Aquella pequeña lancha pesquera pernoctaba aproximadamente a unos 500 metros de la orilla de la playa de aquella pequeña localidad pesquera en Costa Rica; incluso se podían ver las luces de las casas a lo lejos de ese pintoresco pueblo de no más de 400 personas cuyas únicas actividades eran en referencia al mar, a la pesca y de forma reducida al cultivo de pequeñas cosechas de verduras para consumo propio, al norte colindaba con un pequeño camino que se elevaba para poder salir de aquella hondonada donde estaba San Mateo[1], sus casas eran típicas casas, muy confortables para el día a día, con una calle principal que daba al muelle de la comunidad, esta calle llevaba al centro de la ciudad lugar donde se hacían las fiestas y ferias, San Mateo era un lugar muy tranquilo durante todo el año, la gente tendía a ser pacífica y a mirar la naturaleza con respeto, la vida moderna del año 2018 casi no estaba presente, a lo mucho televisión por satélite y acceso a Internet de forma limitada para la escuela y algunas personas que, por su trabajo tenían que acceder a él, realmente era innecesario pues las maravillas naturales del pueblo eran propicias para que la gente del exterior se olvidara de la vida moderna.

La gran mayoría de casas eran de madera, pero no eran las austeras chozas que uno llegaría a pensar que fueran, realmente uno podía decir que sus tejados en rojo brillante y su fachada blanca estaban listos para una postal, los que tenían algún negocio como las tiendas de ultramarinos solían tener a disposición de la gente, los mejores avances de la modernidad, recordar que estamos en el año 2018 es algo extraño, pareciera que se detuvo el tiempo en San Mateo, algo bueno considerando la cantidad de tecnología aplicada en todo el mundo.

Al sur se encontraba la calle donde se encontraba la radiodifusora de la ciudad, un pequeño edificio pintado en brillantes colores naranja con letras en verde, lugar de donde salía el programa matutino para el regocijo de las personas, niños, mujeres y todo aquel que no entraba al mar, al lado estaba el único atisbo de modernidad en la población, un pequeño laboratorio de investigación marina, San Mateo había sido pionera en la invitación a los biólogos marinos para que tuvieran un lugar donde vivir y estar pendientes de la salud de su ecosistema, el alcalde poco trabajo tenía realmente, el lugar era tan pequeño que al salir caminando por las calles, era fácilmente reconocido.

Las demás actividades eran complementarias de la pesca, la cooperativa local mantenía también la planta procesadora de pescados y mariscos, ahí es donde la mayoría de la gente que por alguna razón no estaba en el mar, ahí es donde trabajaban, más al oeste se encontraba la calle Balboa, aunque era comúnmente conocida como “la calle de los artesanos”, San Mateo era visitado regularmente por turistas extranjeros en épocas donde su bahía aledaña que era conocida como La Martinica, era el mejor complemento para los surfistas, pese al casi inaccesible camino, muchos de los turistas llegaban para quedarse durante la temporada bueno, unos 2-3 meses de plena actividad, lugar donde los artesanos y la gente que los hospedaba tenían una ganancia mayor; la playa de San Mateo era un lugar tranquilo, esta daba a la bahía y justo después de la bahía, a un lado se tenía acceso a un lugar donde se encontraban un pequeño bosque tropical, para suerte de todos, el lugar daba la madera necesaria así como muchas frutas, que luego eran comercializadas en el mercado local, este mercado era visitado frecuentemente para poder conseguir pescado fresco.

La única escuela era una primaria y secundaria que estaba alojada en una pequeñísima colina, la escuela era tan pequeña que más parecería una casita de juguete sobre un montículo de 7-8 metros, el constante tañido de la campana que llamaba a los niños y jóvenes a las clases en las mañanas, pues en las tardes no abrían. Cercana a la alcaldía se encontraba la estación de policía esta tenía por jefe a Adrian Montesinos, heredero de una larga tradición de agentes de la Ley, Adrian por su parte tenía a 2 cuadras de ahí su casa que compartía con su esposa y sus gemelas de 1 año de edad, quizá el motivo para dar lo mejor de sí en su trabajo, San Mateo era muy pequeño de ahí que no usara medio de transporte alguno para ir y venir, no lo necesitaba más que para el trabajo, y para patrullar tenía un Jeep viejo del año 2000, quizá necesitara una mano de pintura y tener siempre el fallo de una luz trasera que a cada rato fastidiaba a Adrian el Jeep estaba adecuado para trabajar con Bioetanol, la gasolina era un bien que aparte de ser caro e inaccesible para la economía y orografía, no resultaba buen negocio para los poco vehículos que tenían en sus calles, sin embargo el negocio del Bioetanol en granjas acondicionadas para tal mención, tenía suficiente repercusión para que se pudiera vender localmente.

Poco podría hacer Pablo el pescador para que los peces entraran a su pequeña red más que tener suerte, hacía casi 7 meses la pesca había bajado considerablemente hasta casi nada, nadie sabía el por qué los peces habían desaparecido, era cosa poco probable por que la bahía era un refugio natural para el desove de sus crías, aparte de ser un cruce de corrientes marinas que aportaban muchos nutrientes a las aguas de ese lado del planeta, el otro extraño caso era encontrar desechos de cardúmenes de peces que solo servían para alimentar a las gaviotas, sin embargo ahí estaba desde hacía 3 horas, el golpeteo rítmico de las olas con el casco de su lancha lo estaba adormeciendo, el sopor era tal que ni el frio de la noche lo llegaba a sentir, hasta que un ruido sordo proveniente a un lado de su lancha lo hizo ponerse a la expectativa, no era el de una roca pues ahí no había nada, no era su red pues tantos años de maniobrar con ella lo hacía distinguir que ese ruido no era normal.

Sin embargo el ruido no se repitió sino hasta media hora después, esta vez Pablo estaba seguro de que ese ruido era el de “algo” que golpeaba su lancha de forma insistente como si estuviera a la deriva, en la claridad de la luz de Luna pudo divisar la causa de eso…

— ¿Parece una ballena? No deberían estar aquí en esta época del año—

Al lado de su pequeña lancha de 6 metros de eslora se divisaba la piel de un animal poco más largo que un autobús escolar, de color gris plomo con tonalidades parduzcas, pudiera parecer una ballena pero no lo era, su piel era rugosa y áspera como una hoja de limar como se esperaría de un tiburón, enorme considerando que no alcanzaba a ver el final del animal que sobrepasaba los 8 metros de largo por otro tanto de ancho, parecía extender unas alas o extensiones de su cuerpo ancho; inmóvil y dejándose llevar por el ritmo de la marejada que para esas horas estaba por aumentar, Pablo ante tal visión decidió arrancar el motor y partir, pues nunca en su vida había visto tan de cerca un animal de esas características, y menos se pondría a averiguar dónde tenía la boca, pues de lo oscuro que estaba no alcanzaba a divisar la cabeza de aquel extraño ser.

A lo lejos una boya luminosa marcaba el camino de los buques que anclaban en la bahía contigua a San Mateo, esa bahía contenía un puerto industrial a donde llegaban los envíos de muchas industrias químicas y biológicas, entre esas BGF cuya presencia se reducía a 2 bodegas con algunas líneas de lo que decían eran productos para el hogar, de resto poca era la presencia de una transnacional tan importante en esa parte del planeta, sin embargo San Mateo sufría de la acumulación de basura que llegaban a su bahía proveniente de esa zona industrial, hacía ya una década-

Pablo se alejó en dirección al muelle principal de San Mateo no sin antes escuchar un rugido proveniente de aquel ser en apariencia inerte, así como ver lo que creyó eran los ojos de la criatura, despavorido alcanzó a acelerar su bote; durante el trayecto no volteo la mirada, para cuando llegó al muelle algunos pescadores notaron la prisa con la que Pablo salía en dirección de ellos

— ¡Un monstruo, un monstruo! Acabo de ver una bestia marina allá por donde está la boya—

Los demás pescadores incrédulos ante tal aseveración lo cuestionaron sobre ese monstruo del que gritaba, pues muchos de ellos, viejos lobos de mar, jamás habían visto monstruos o peces más grandes que 2 metros de largo en la figura de peces, pero si alguna vez dudaron sobre lo dicho por Pablo, de nuevo el rugido de la criatura, esta vez mucho más fuerte les despejó toda duda; aquello era muy real, algo nunca conocido estaba allá afuera.

 

14 de Febrero de 2018

6:47 am

— ¿Dices que tenía aletas como alas? No te habrás confundido con alguna Mantarraya, son raras de ver aquí pero indudablemente no sería algo increíble que viniera una por acá, después de todo las tortugas gigantes que vienen de Galápagos son habituales de ver aquí, considerando su cercanía—

No es una Mantarraya gigante, las conozco porque estuve viviendo en Los Cabos en mi niñez, sé como son y por muy grandes que fueran, no miden más que mi bote y tampoco son capaces de emitir sonido alguno, y ustedes oyeron lo que oí, es más, pocos animales marinos fuera de las ballenas emiten sonido —Es verdad Pablo y es verdad que quizá eso causó que los pescados ya no vinieran a la bahía en esta temporada; ¿pero qué haremos? Es nuestra fuente de trabajo para nuestras familias, sabemos que San Mateo no es un pueblo turístico—Pequeños pero potentes rugidos de la criatura que con intervalos de 10 minutos aproximadamente repetía les hizo armarse de valor y acometer y organizar una redada de varios botes armados con arpones y rifles de medio y alto poder, todo era válido para enfrentar a lo desconocido.

Poco antes de partir avisaron a las autoridades de San Mateo que estaban representadas por el comisario Adrian Montesinos quien aun tenia las secuelas de levantarse de repente avisado por los mismo pescadores quienes fueron a tocar insistentemente a la puerta de su hogar, Adrian era policía por que su padre y su abuelo lo habían sido de aquel pequeño lugar, tranquilidad y paz era lo que definía su trabajo, pero esa mañana del día de San Valentín habría de cambiar muchas cosas, Martin su ayudante ni siquiera se había presentado, estaba de descanso, así que como principal autoridad policiaca y contra su voluntad, Adrian habría de embarcarse junto a Pablo y los demás pescadores, si bien le daba confianza el hecho de estar con experimentados hombres de mar, el saber que lo que estaban buscando era algo que nadie había visto jamás, algo que quizá hubiera de mostrar el terror incluso a aquellos hombres valientes que no le teman a nada…a nada conocido.

 

Terror bajo las aguas

 

Cual estampa de la novela Moby Dick donde el capitán Ahab zarpaba para vencer a su némesis, así partieron 8 botes a motor con pescadores, un policía más confundido que asustado y Pablo el pescador en aquel amanecer frio, aun así en el muelle principal se quedó el alcalde, alegando mareos.

 

14 de Febrero de 2018 8:37 a.m.

 

La bahía de San Mateo de medianas dimensiones estaba siendo recorrida por el grupo de pescadores, sin embargo pese a oír los rugidos de la criatura, no daban con su localización, para ese entonces en el muelle principal se armaba un gran alboroto al no saber los habitantes qué era lo que habían ido a buscar, aparte de la inquietud de oír rugidos provenientes de algún animal allá afuera en la bahía; entre la multitud se encontraba Regina, la esposa de Adrián Vélez el jefe de policía, durante algún tiempo fue considerada una extraña en aquella población, Regina poseedora de una belleza enigmática, alguna vez fue reina de belleza y modelo; era una forastera para los lugareños, razón de ser de que conoció a su actual esposo en Ciudad Capital, lugar que Regina dejó para irse a vivir a aquel tranquilo pueblo, sin embargo ahora era una más de entre ellos, pero oír los rugidos de algo que más parecía la cruza de un león enojado con un resoplido infernal.

Por más que buscaron durante el día, la criatura no apareció, se avisó a las autoridades de la ciudad, pero no llegaron, Pablo el pescador que vio de cerca a la criatura comenzó a portarse extraño, tal era su impresión que temblaba cada que le recordaban el episodio; Montesinos durante ese día se mantuvo ocupado, no podría recuperar el sueño

Precisamente por haber vivido en Ciudad Capital, Regina tenía conocimiento de que la hija de una amiga suya seguramente tendría interés sobre esta criatura tan extraña pues era afecta al mar, a sus 15 años Helena Ramírez era una muchacha risueña apegada a la naturaleza y había escogido por destino de vacaciones a San Mateo, era motivo de alegría su llegada para Regina quien así podría tener una nueva amiga más pequeña claro está, pues Regina tenía 20 años, pero con que fuera de la ciudad era suficiente.

Regina fue a buscar a Helena y de paso la mantuvo al tanto de la situación tan rara vivida en esos momentos en San Mateo, en la playa principal se habían dejado de oír los bramidos de la criatura, lugar a donde llegaron y vieron a lo lejos a Pablo quien estaba inmóvil como si el mundo pasara a través de sus pupilas sin vida alguna: Hey niña ¿Has sentido fobia al mar de repente?” toda mi vida la he vivido en el mar, pero esos ojos inyectados de maldad que parecieran no tener alma, son la causa de mi fobia, de verdad tengo miedo—Con una gran frialdad Pablo el pescador se dirigió a Helena, sin embargo al salir de su trance se pudo oír a los lejos el bramido de lo que ellos llamaron Querubín, un ángel en vísperas del 14 de Febrero, sin embargo este ángel con alas, era el símbolo del terror de esa pequeña población a donde Helena había llegado a pasar sus vacaciones de verano.

16 de Febrero de 2018 6:43 a.m.

Pese al miedo generado, los pescadores no tenían más remedio que salir en la búsqueda de peces, “Sotavento” el bote que más alejado estaba de la orilla se encontraba tripulado por 4 hombres y quienes desoyendo las advertencias sobre la criatura, decidieron ir al lado norte lugar donde solían encontrarse grandes cardúmenes.

A lo lejos se podía ver una gran bandada de gaviotas, he ahí donde estarían los peces, he ahí donde se dirigió el Sotavento, por proa divisaron el morro del Querubín, que majestuosamente surcaba las aguas a no más de 100 metros de donde se encontraban, esta vez se podía ver con todo detalle.

Los pescadores tuvieron que detenerse, aquello era una especie nueva, era algo inimaginable, sus dientes color marfil eran tan largos como cuchillos de carnicero, su mirada feroz engastaba enormes ojos que brillaban llenos de vida, la piel era de color grisáceas con tonalidades azules, el aspecto era rugoso a los costados de donde deberían estar las agallas, sus extensiones iguales a los de una mantarraya gigante hacían pequeñas vibraciones pero perceptibles para después sumergirse lentamente con burbujas a su alrededor un animal por encima de los 12 metros que no tenía la sensación de huir, entre la tripulación del Sotavento cundía el pánico pues se sentía acorralada.

Durante 3 minutos EL Sotavento se perdió de la vista de la demás flota, para luego encontrar pedazos dispersos, y solo un sobreviviente, El Querubín había destruido el bote y posiblemente engullido a los tripulantes faltantes, aquel naufrago fue llevado a la enfermería, con un brazo roto, y muchas heridas cortantes, a la gente del pueblo Adrian le negó el permiso para verlo pues temía que cundiera aun más el pánico.

1 hora después llegó Regina acompañada de la joven Helena, Adrian les dijo que el pescador no sobreviviría, estaba demasiado herido para siquiera pasar la noche, pero había algo en las heridas del viejo Ernesto que hacían sospechar al joven policía de que eso no estaba bien, las heridas tenían un tono violeta, y lo peor era que las enfermeras que lo atendieron, se encontraban visiblemente cansadas, demasiado para el trabajo que habían hecho; por esa razón Adrian les impidió el paso.

 

18 de Febrero

La criatura fue bombardeada y arponeada al salir a la superficie, sospechaban que necesitaba del aire o del sol por que constantemente salía y por uno de los orificios cercanos a su gran boca secretaba una neblina tenue con el color característico amarillento, al parecer no era tóxico pero nadie se atrevería a estar cerca del Querubín para comprobarlo; la gente tenía temor, todos tenían el temor de que fuera el primero de una nueva especie

Aminoácidos b-alanina y glicina mezclada ¿Y qué es eso?—Bueno para tal caso son materias orgánicas que no deberían estar en las heridas de Ernesto, créame—-aquel joven universitario especialista se dirigió firmemente a Adrian al referirse a lo que contenía la biopsia, será mejor que se alejen, entraré en cuarentena, pues usted no tuvo contacto directo con el señor, así que le pediré que se vaya.

San Mateo nunca fue el mismo durante ese año, la aparición del Querubín atrajo la atención de los medios y de los militares de todo el mundo, pero poco se supo de aquella extraña y esquiva criatura, los únicos datos eran que tenía un tamaño aproximado de 14 metros de largo por 8 de ancho, quizá 4 toneladas de peso, era una criatura de hábitos nocturnos, ocasionalmente se dejaba ver en el día, que era carnívora y no le importaba llegar cerca de la costa para alimentarse; era inmune a todo tipo de veneno y era particularmente resistente a la artillería pesada, no así a los arpones.

3 Personas que estuvieron en contacto con la última persona que estuvo en el Sotavento, estuvieron en cuarentena militar por presentar cuadros de infección desconocida para la medicina moderna, 2 de ellas, las enfermeras fallecieron al presentar constante sueño, tan profundo que olvidaban incluso respirar, al final quedaron muertas en un estado vegetativo, el tercero el joven investigador y médico aficionado, viajó a Asia pese a las recomendaciones de que se quedara para más análisis, hubo algunos que cayeron en una especie de sopor, pero eran de forma aleatoria, sin distinción de edad o sexo, todos fueron tratados en hospitales militares auspiciados por una multinacional.

Entre 2018 y 2021 se reportaron avistamientos de otros querubines en otras partes del planeta, el más grande se conoció como “angelus ingens máximo” en latín, una criatura que medía 32 metros de largo y que mermó la ya de por sí baja cantidad de cachalotes, pero este no atacaba barcos ni humanos pero sí que tenía la capacidad de planear por arriba de los 40 metros de altura, era impresionante ver un animal tan enorme surcar los cielos por espacios de entre 2 a 3 kilómetros en el mar, de este hecho tienen conocimiento la comunidad científica que creó una red para seguimiento de estas criaturas, para saber de donde vinieron y sacar muestras, pero eso hasta el momento es imposible.

Adrian el joven policía demostró temple al calmar los ánimos, no era fácil tener un monstruo particular viviendo en tu hasta entonces territorio tranquilo.

Sabes Regina, creo que me dedicaré al mar, a ser bióloga marina dijo Hla joven Helena—Están apareciendo nuevas especies asombrosas como esta cruza entre una Mantarraya y un enorme tiburón, ahora que ingrese a la preparatoria y luego a la carrera verás que estos misterios serán resueltos por mí algún día en el futuro—Así es amiga espero que seas la más grande investigadora del océano, tuviste la suerte, por así decirlo de estar presente en el nacimiento o descubrimiento de una nueva especie, como quiera que sea San Mateo ya no es seguro, así que le pediré a Adrian que nos cambiemos de lugar, nunca me gustó esta bahía y ahora mucho menos.

Algún tiempo después de que la adolescente Helena viajó a la gran capital para empezar su sueño de ser la más grande investigadora marina en el futuro, Regina y su familia salieron de San Mateo, aquel pueblo que sería recordado como el inicio de los sucesos venideros.

 

[1] En pinturas de la época San Mateo era representado con alas.