Publicado en Clásicos de mi antiguo blog, En la opinión de..., Personajes

La calidad percibida en los programas infantiles


83.-

¡Bada bing, bada bang, bada Beakman!

image

Calidad: Dícese de un producto o servicio es la percepción que el cliente tiene del mismo, es una fijación mental del consumidor que asume conformidad con dicho producto o servicio y la capacidad del mismo para satisfacer sus necesidades.

He ahí la fijación metal que a tantos años de ser cancelado, El Mundo de Beakman aun siga siendo recordado, por; la calidad de contenido, y solo me enfocaré en un solo programa, pero es seguro que existen muchísimos más..

Y es de eso de lo que nos hace falta en nuestra televisión mexicana, calidad de contenido, el gran vacío de la televisión mexicana son aquellos programas educativos que de infantiles solo conservaban el formato, en el Mundo de Beakman se aprendía sin necesidad de ser un científico nuclear o estudiar matemáticas avanzadas, la ciencia es algo bello y que debería estar al alcance de todos desde niños, esa es la clave para siquiera poder aspirar a dejar de ser un país señalado como tercermundista, más en estos momentos donde lo de moda es querer ser un narco (o naco) wannabe o la artista de la telenovela favorita aunque esté toda operada y sea más falsa que un billete de 15 pesos, ahora pues; la juventud mexicana se quedó como el tío lolo debido a nuestras gloriosas autoridades escolares

Nuestro futuro sin impulsar y motivar a la juventud desde la niñez, es poco prometedor; mucho menos en medios masivos de comunicación aquí, sin embargo hubo algunos intentos buenos en el pasado de la televisión mexicana, bueno solo 2 para ser preciso ¬¬, esto es por el programa Super Ondas y mucho más allá en el tiempo, por aquella rareza llamada El Tesoro del Saber, donde mediante títeres en una granja se enseñaban los números y valores, todo eso con ideas netamente mexicanas, cómo no olvidar a Burbujas, concepto de Silvia Roche…no metí a Plaza Sésamo por ser un concepto de otro país, sin embargo hoy en la TV abierta, porque NO todos tiene acceso a televisión de paga, en la tv abierta existe un gran vacío sobre estos programas, donde ahora pululan cosas exclusivamente dedicadas a mostrar contenido comercial, vacío y que no trascenderá.

Sin embargo un concepto extranjero que tuvo relativo éxito aquí fue El Mundo de Beakman aquel programa que descubrí en canal 11 hará muchos años atrás, donde un científico de pelos alborotados medio loco, una rata enorme y su asistente podían hacernos imaginar cosas y así comprender nuestro mundo, una premisa loca, arriesgada pero con calidad para TODO tipo de público, ya que aunque su objetivo era el infantil, estoy seguro que si se lo llegaran a encontrar en la TV el día de hoy, también captaría su atención, como lo fue anteriormente; esto lo traje del baúl de mis recuerdos por ser precisamente un programa que no era aburrido, y sí que podía divertirnos y hacer los experimentos en casa, bueno, nunca pude hacer uno, pero la intención era lo que contaba, cómo no olvidar a aquellos pingüinos con los que daba comienzo y fin del programa, o de Lester la rata, aunque se definía como un hombre en un traje de rata, más aun de la pregunta del programa y muchos conceptos más.

Paul Zaloom, Mark Ritz a lías la rata Lester quien ya falleció;  la chica Eliza Shnider (hubo 3 chicas ayudantes pero Shnider fue la primera) y todo aquel equipo de personas que dieron un gran valor a la ciencia, sin dejar de ser divertida, hoy todo eso se extraña en la Tv tanto mexicana como extranjera, aquella que nos llega ahora con Realitys Shows, y sí,el punto reprobatorio es para las productoras de programas infantiles de aquí en nuestro México, que toman por bobos a los niños, digo serán pequeños, pero bobos no son, nos hacen falta este tipo de programas en lugar de traer refritos argentinos o americanos, y hacerle creer que son conceptos originales, tales como la telenovela Rebelde y su subproducto RBD, cuando solo son negocios para captar niños y adolescentes y enseñarles a comprar su mercancía, no vayamos más lejos con el programa Pequeños gigantes, una oda al consumismo y a la explotación de niños aderezados eso sí por la “prócer de los niños” Gloria Trevi, quien la viera y quien la ve ahora.

Posdata: También el gran trabajo de doblaje de voces hecho aquí es de admirarse.

La clave es: Educación, pero la educación y la ciencia no tienen por qué ser aburrida, no hay justificación para lo visto en la TV abierta en estos momentos y he ahí en este programa el ejemplo.

Si aplicamos el término sobre Calidad a nuestra vida diaria, muchas cosas cambiarían para bien.

 

La entrada originalmente fue publicada en otro blog, muy conocido de todos, pero me pareció correcto, volver a la palestra este post convenientemente modificado y actualizado; y recordar que hace muchos años, este concepto de programa NO trataba a los niños como idiotas, a su vez aprendían mucho; no a ser idiotas ¬¬, sino solo aprendían sobre ciencia y estimulaban su curiosidad al máximo.

Y para los criticones que dicen que uno no hace nada fuera del Internet, un servidor está diseñando un programa con el objetivo a nivel localidad de incentivar a los niños a leer de forma amena y divertida, próximas noticias sobre esto.

Actualización: Los Animaniacs lograron algo de esto que les dije sobre calidad de contenido sin ser aburrido, aunque ya algunos países de los que mencionen, no existan en la actualidad.

 

Anuncios
Etiquetado:

4 comentarios sobre “La calidad percibida en los programas infantiles

  1. Apuestos mis riñones a que si volvieran a pasar el mundo de beakman por T.V abierta, en las próximas generaciones tendríamos un gran cambio.

    En cuanto a los Animaniacs…. Escri, me sacaste la lagrima otra vez, tengo todos los capítulos en mi PC guardados, la verdad que son los únicos que me han hecho reír bastante y aprender igual……te faltó la canción de los planetas esa es muy buena.

    Excelente post escritor.

    1. El capítulo que más me gustaba de los animaniacs era en el que cantaban los paises y el de los estados de EU (aunque poquito menos) Bueno me gustaba en parte por la ocurrencia de acomodar los nombres en una canción.

      Pero casi nunca los pasaban.

  2. Yo también recuerdo ése programa, de hecho de allí saqué algunos experimentos para un concurso de mi escuela.

    Yo descubrí ése programa cuando niño (unos once años) en un canal que pasaban por DirectTv que se llamaba Cl@se (sí, con arroba y todo) y la verdad es que el canal en si, ya no tanto el programa estaban bastante interesantes. Tiempo después volví a ver a Beakman en el canal once.

    Estoy totalmente de acuerdo con eso de que la televisión actual nos toma por estúpidos, pero ¿que le vamos a hacer? Si nos ponen esas cosas y de todas formas las seguimos viendo.

    Me gustó la entrada, te seguiré leyendo.

    Vengo desde Hazme.

Deja un comentario o una idea

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s